jueves, 16 de mayo de 2013

Milhojas de berenjena

Otra receta de berenjena rica, nutritiva y saludable. Es un plato frío, se toma como tapa, entrante o segundo plato. Sus ingredientes combinan de maravilla.


Ingredientes:
  • 1 berenjena ( para dos comensales)
  • Lonchas de salmón marinado
  • Queso fresco

1 . Cortar la berenjena a rodajas, poner sal y dejar que transcurra 20 o 30 minutos para que escurra su agua oscura.

Enjuagar y secar las rodajas para hacerlas a la plancha en sartén


Sacar y escurrir en papel absorbente hasta el momento de montar el plato.

2 . El salmón debe estar en lonchas finas y escurrido de su aceite.

Solo nos queda montar la milhoja


Una rodaja de berenjena, loncha de salmón, rodaja de berenjena, queso fresco, rodaja de berenjena y loncha de salmón. Adornar con aceitunas negras a rodajitas y cebolla picada fina.
Regar con vinagreta. 

Pastel de patatas y carne

Este plato es fácil de preparar y está lleno de sabores, cada uno en su sitio y en capas. Sus ingredientes son de calidad pero sencillos y combina el sabor fuerte de la carne con el suave de la patata y la bechamel. Yo diría que es un plato para todos los gustos.
Antes de meterlo en el horno por aquello de "todos los gustos", puse la mitad con bechamel y la otra mitad con salsa de tomate. Inenarrable.


Lo serví cortado a porciones al gusto del comensal. No lleva acompañamiento porque es una comida muy completa y llena mucho. Con ensalada genial.

Ingredientes:
  • 1 kg. de patatas
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 kg. de carne picada
  • 1 champiñón (optativo)
  • Salsa de tomate casera ( o 1 lata de medio kilo)
  • Salsa bechamel
  • 1 huevo
  • 1 - 2 cucharadas mantequilla.
  • Aceite de oliva, sal y pimienta.
1 . Cocer las patatas con piel, preferentemente al vapor.



Picar la cebolla y los ajos y pochar, a fuego lento en una sartén, con un poco de aceite de oliva. Además de la cebolla puse un tallo de cebolla fresca que tenía. 
No deben tomar color solo tiernas.                    
              

Si has decidido ponerle el champiñón, ahora es el momento, cuando la cebolla está pochada. 


Agregar la carne, sal y pimienta y rehogar a fuego vivo, primero durante 1 minuto aproximadamente (removiendo) y luego bajamos un poco la temperatura y cocemos unos minutos más hasta que la carne esté suelta y jugosa.
Una vez apartada, le añadimos una o dos cucharadas de bechamel para que esté más jugosa.


2 . Machacar las patatas cocidas con un tenedor, nunca en batidora, y añadir sal, el huevo crudo y la cucharada de mantequilla. Remover.


En una bandeja de servir, que pueda ir al horno, ponemos una capa de patatas, otra capa con toda la carne, otra de patatas y cubrimos con bechamel y tomate. o solo bechamel. O solo tomate. ¡A tu gusto!

domingo, 12 de mayo de 2013

Calamares rellenos a la plancha

Los calamares, o en su defecto las "lulas" o "potas", forman parte de nuestra gastronomía popular. Las lulas , como se conoce en Huelva http://www.youtube.com/watch?v=MFu_I3xJDQg, es un molusco parecido al calamar, pero más basto y de menor calidad y precio. Es de los platos que preparaban nuestras abuelas a fuego lento, rellenos o con deliciosas salsas para mojar pan o simplemente cortados a rodajas y fritos.
Mi madre los hacía rellenos con jamón serrano (o tocino de jamón), ajos, perejil y pan, al estilo de Huelva, con salsa de cebolla y vino.
Con unos calamares medianos y poco tiempo, opté por hacerlos rellenos pero a la plancha. Al principio pensé que no se cocerían bien por dentro, pero quedaron perfectos y con un sabor mucho más potente.


Ingredientes:
  • 1/2 kg. de calamares medianos
  • 1/4 kg de gambas
  • 1 rebanadita de pan desmigado
  • 1 huevo
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil
  • Pimienta
  • Sal
Ensalada verde como guarnición.

1 . Separar las cabezas, cortar a trozos pequeños y cocer en un cazo con agua y algo de sal, hasta que estén tiernas.
Limpiar también el tubo de los calamares procurando que no tenga nada de arena.

 
Pelar las gambas.


2 . Mezclar en un bol los ingredientes del relleno: gambas, las cabezas picadas y cocidas, pan, ajos y perejil (ambos picados fino), el huevo, pimienta y sal.


Rellenar los calamares con esta mezcla y cerrar con un palillo.
Pinchar los calamares para que no se abran con otro palillo.


Ponerlos sobre plancha o sartén a fuego medio, hasta que se doren un poco y estén hechos por dentro.


¡Así quedan listos para comer!