miércoles, 25 de diciembre de 2013

Pavlova de crema y fruta

Exquisita, delicada y superfácil. No he podido resistirme, pero la ocasión bien lo merece. Para variar la rellené de crema pastelera y frutas frescas. Cualquier fruta que tengas le viene bien.





Ingredientes para el merengue base:  
  • 4 claras
  • 100-150 g de azúcar glas
  • 1 pizca de sal
  • 2 cucharadas de Maizena o flanín
  • 1 cucharadita de vinagre
 
Ingredientes para el relleno:
 
Para la crema pastelera
  • 1/2 l de leche
  • 4 yemas
  • 5 cucharadas soperas de azúcar ( o al gusto )
  • 40 g de Maizena, o 1 sobre de "Flanín El Niño"
  • Palo de canela
  • Cáscara de limón
  • Pizca de sal
  • 1 cucharadita de mantequilla
Para la nata montada:
  • 400 g de nata para montar
  • 3 cucharadas de azúcar ( o al gusto )
Elaboración:

Empezamos con el merengue:

1 . Batimos las claras mas un pellizco de sal, con varillas eléctricas. Cuando vayan espesando añadimos el vinagre. Continuamos batiendo y añadimos el azúcar cucharada a cucharada. Batimos entre cucharadas , no echar todo el azúcar de golpe. Incorporar la Maizena o Flanín y seguir batiendo hasta que quede muy, muy firme y brillante. Batir al menos 10 minutos.



2 . Calentamos el horno a 190-200º ( según que horno) y ponemos en  la bandeja del horno un papel encerado. Dibujamos un círculo ( con un plato ) del tamaño que deseemos para la tarta. Ponemos el merengue a cucharadas formando un nido y metemos en el horno. Bajamos la temperatura a 100º y horneamos 1 hora y 20 minutos. Posición media. Calor arriba y abajo.
Es importante no abrir el horno.
Una vez transcurrido el tiempo de cocción, lo dejamos enfriar completamente, dentro del horno.
Olvida el merengue. Yo lo hice una tarde, y abrí el horno al día siguiente por la mañana. El merengue resulta exquisito y crujiente por fuera.

 
3 . Hacemos la crema pastelera:
 Para ello separamos, del 1/2 l de leche, un vaso y desleímos la Maizena o Flanín , mas las yemas y 2 cucharadas de azúcar. El resto de la leche lo ponemos a hervir con cáscara de limón y el palo de canela y las 3 cucharadas de azúcar restante. A continuación le añadimos el preparado anterior , sin dejar de remover hasta que espese. No hervir.
 Una vez apartada le añadimos la cucharadita de mantequilla y removemos un poco. Dejamos que se enfríe. Es conveniente cubrirla con papel film , en contacto con la crema, para que no haga costra.


4 . Montamos la nata, con las varillas eléctricas mas 2 cucharadas de azúcar.
Yo le pongo a todo poca cantidad por lo que la tarta no resulta tan dulce.

5 . Montamos la tarta:
Cubrimos la base de merengue con la nata montada, después la crema pastelera y las frutas frescas. espolvorear con azúcar glas.

                                                                           ¡Lista!


 

Pastel de salmón

El salmón con su firme y suculenta carne se presta a un sin fin de preparaciones.  En rodajas o filetes, a la parrilla, al horno o cocido, es un verdadero lujo para el paladar. Para estos días de fiesta un pastel de salmón es ideal, porque se puede hacer con antelación y es fácil de transportar. Lo podemos acompañar con salsa de perejil o salsa tártara, entre otras, pero estas son más clásicas y tienen el éxito asegurado. El gusto es tuyo.




Ingredientes:
  • 700 g de salmón fresco
  • 150 g de salmón marinado o ahumado
  • 5 huevos medianos
  • 1 rebanada de pan
  • 1/2 vaso de caldo de cocer el salmón o de leche
  • 1 cebolla mediana 
  • 1 tomate
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1 hoja de laurel
  • Pizca de nuez moscada
  • Pimienta
  • Sal
Base:
  • Rebanadas de pan sin corteza untadas con mayonesa.
Vinagreta de perejil:
  • 6 cucharadas de aceite
  • 2 de vinagre
  • Unas ramitas de perejil

Elaboración:

1 . Limpiamos el salmón de espinas y pieles, lo troceamos y lo  ponemos a cocer en agua fría con sal, laurel, pizca de nuez moscada y vino. Cuando empiece a hervir  y lo desmenuzamos.

 
2 . Picamos la cebolla y freímos en  2 cucharadas de aceite de oliva. A continuación agregamos el tomate y pochamos todo. Salpimentamos.

 
3 .  Trituramos  con la batidora, o Thermomix, 100 g de salmón ahumado o marinado, mas el refrito anterior con su aceite, hasta que esté homogéneo. Los 50 g restantes de salmón marinado lo picamos y reservamos.

 Agregamos el pan remojado en el medio vaso de caldo, el salmón cocido y desmenuzado y los 5 huevos batidos como para tortilla, menos 2 claras que añadiremos a punto de nieve, y batimos un poco  ( a velocidad 2, si usas Thermomix ). Debe quedar grueso. Esta última parte la hice sin batidora.

Las claras la incorporé a mano y de forma envolvente. Es el momento de añadir el salmón que teníamos reservado.

 
3 . En un molde, apto para horno,  ponemos papel aluminio. Engrasamos y vertemos el preparado.


                           
Horneamos a 180º durante 30-35 minutos, al baño María ( en la misma bandeja del horno echamos el agua ). Posición media-baja y calor arriba y abajo. Sacar del horno y dejar enfriar.
 
4 . Le ponemos encima las rebanadas de pan untadas de mayonesa generosamente. La parte del pan que lleva mayonesa va pegada al pastel. Desmoldamos, con cuidado, en la bandeja donde se vaya a servir, retiramos el papel de aluminio y decoramos a nuestro gusto.
 
 
                                Partimos en porciones y servimos con la vinagreta de perejil.
                
                                                                       ¡Bon appetit!
 
 
Fuentes:
En Thermomix hay un paté de salmón parecido, pero no lleva refrito de cebolla y le incorpora salsa de tomate, 50 g de mantequilla y medio litro de leche.

sábado, 21 de diciembre de 2013

Pestiños

Los pestiños son pura sencillez y tradición en la gastronomía navideña. Estos  días   son para disfrutar cocinando y recibir a los amigos y familiares alrededor de una buena mesa. No caigamos en el error de creer que gastando mucho aseguramos el éxito, yo diría que la sencillez es un lujo, solo hay que organizarse y no lamentarse frente al fogón.

¡Riquísimos!
Ingredientes:
  • 1 k de harina ( no hace falta que sea de repostería especialmente )
  • 1/4 de vino blanco
  • 1/4 de aceite de oliva
  • Cáscara de naranja (solo la parte coloreada)
  • 1/2 vaso de zumo de naranja mas un chorreón de aguardiente
  • Ralladura de limón ( solo la parte amarilla )*
  • 25 g matalahúva ( anises )
  • 25 g ajonjolí
  • 5 clavos
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
Baño de miel:
  • 1 k de miel hirviendo a la que se le agrega 8 cucharadas soperas de agua, mas 15 cucharadas soperas de aceite de haber frito los pestiños. Estas cantidades  son aproximadas pues depende del tipo de miel. Así evitamos que se apelmacen y les damos brillo.
Elaboración:

Esta vez he hecho la mitad de los ingredientes anteriores porque cunden mucho. Sería conveniente prepararlos, antes de empezar, para tenerlos "a mano".


1 . Calentamos el aceite y freímos la cáscara de naranja (para aromatizarlo), la sacamos y añadimos los anises, el ajonjolí y los clavos. Cuando estén fritos colamos, con un colador grande, y recogemos el aceite en un cazo. Después majamos las semillas y clavos ligeramente. O solo los clavos y dejas las semillas enteras ( a tu gusto ).



2 . En un recipiente ponemos la harina (tamizada) en forma de volcán y agregamos el bicarbonato, la raspadura de un limón, la matalahúva, el ajonjolí y los clavos.
A continuación incorporamos el aceite caliente, mezclamos para escaldar la harina y añadimos el zumo de naranja con el aguardiente y el vino.  Amasamos de 8 a 10 minutos. Estirando y doblando. La masa debe reposar 1/2 hora. ¡Te da tiempo a recoger la cocina!


 3 . Estiramos la masa con el rulo, lo mas finamente posible, y hacemos cuadrados o círculos con un molde o vaso pequeño. Así quedan mas bonitos.




Solo hay que unir los extremos y freírlos en abundante aceite.


3 . Cuando estén todos fritos , procederemos a enmelarlos:

Hervimos la miel con el agua y el aceite de freír los pestiños ( para darles brillo). Bajamos la temperatura y los introducimos en la miel en grupos de tres o cuatro.


Colocar en una fuente y dejar que se enfríen. Están mas buenos al día siguiente.

* Nota: La ralladura de limón, o naranja, solo debe ser de la parte coloreada, porque la parte blanca amarga.



domingo, 15 de diciembre de 2013

Bizcocho de chocolate blanco


                Vistoso y rico bizcocho de chocolate blanco para cualquier ocasión. 
 

Ingredientes:
  • 180 g de chocolate blanco
  • 270 g de harina de repostería
  • 1 sobre de levadura Royal
  • una pizca de sal
  • 190 g de azúcar
  • 200 ml de nata para montar
  • 2 huevos
  • 2 c soperas de aceite
  • 1 tableta de 100 g de chocolate blanco para decorar el bizcocho
Elaboración:

1 .  Fundir el chocolate al baño María. Apartar y dejar en espera. Mientras preparamos los demás ingredientes, calentamos el horno a 180º.


 
2 .  En un cuenco batimos los huevos ( deben estar a temperatura ambiente ) con el azúcar hasta que blanqueen.

 Con Thermomix sería batir 1 minuto, velocidad 4, temperatura 40.

3 . Añadimos la harina, la levadura, el aceite y la nata. Batimos todo con la batidora. Agregamos la pizca de sal y el chocolate fundido y batimos un poco más.

Con Thermomix batir 10 segundos, velocidad 4. Añadir el chocolate fundido mas la pizca de sal y batir 5 segundos a la misma velocidad. 


4 . Untamos un molde de rosca con mantequilla y harina y echamos el preparado. Metemos al horno a 180º durante 45 minutos a media altura. Pinchamos con una aguja o palillo para ver si está cocido. No abrir durante la cocción.
Yo puse el horno "arriba " y  "abajo" mas aire ( turbo), por lo que bajé la temperatura a 170º pasados 5 minutos.

5 . Dejamos el bizcocho unos minutos dentro del horno con la puerta abierta ,lo sacamos y lo desmoldamos cuando esté frío. Nos ayudamos con la punta de un cuchillo para separar los bordes. Elegí un molde con base ondulada.

 
6 . Para decorarlo con chocolate blanco es mejor ponerlo en una rejilla. También lo puedes cubrir de blanco por completo y decorar con chocolate negro. Bon appetit.


martes, 3 de diciembre de 2013

Galletas de semillas

Riquísimas galletas de pipas de girasol y otras semillas como sésamo y lino. Esta receta es de fácil preparación y además, si no se comen de una vez, se conservan días y días en una lata hermética. Estuvimos comentando algunas amigas sobre  recetas de pipas de girasol, que me encantan, y quiero compartir esta de Carla Bardi, aunque con algunas modificaciones y mas semillas.
Las propiedades que le aportan estas semillas son sobradamente conocidas:

El sésamo o ajonjolí  es antioxidante y anticancerígeno, reduce el colesterol y contiene calcio, hierro y zinc, además aseguran que previene la impotencia.
 El lino tiene propiedades gastrointestinales.
 Las pipas de girasol contienen minerales como fósforo y  magnesio y vitamina E, principalmente.
 La avena es un cereal que ayuda a reducir el colesterol, la tensión arterial y la glucemia. Posee un suave efecto laxante.


Ingredientes :
  • 270 g de harina de trigo
  • 30 g de maizena o 1 sobre de flanín El Niño ( le da un toque de vainilla)
  • 150 g de copos de avena
  • 30 g de semillas de lino
  • 2 cucharadas soperas de sésamo
  • Pizca de sal (un pellizco con los dedos)
  • 1 cucharada pequeña  (colmada) de bicarbonato sódico
  • 200 g de pipas de girasol peladas
  • 90 g de azúcar moreno
  • 1 cucharada bien colmada de melaza ( azúcar de caña)
  • 250 g de mantequilla en trocitos ( sin sal )
  • Chocolate blanco y negro para decorar
Elaboración:
1 . Es conveniente preparar todos los ingredientes antes de comenzar y tenerlos a mano ya pesados.
Precalentar el horno a 180º y forrar las bandejas con papel de hornear. Dejar las bandejas fuera del horno preparadas con el papel. Tostar un poco las semillas de sésamo y lino en una sartén.


2 . Tamizar en un bol la harina de trigo, el flanín y el bicarbonato. Agregar la avena, el sésamo, el lino, las pipas y la sal.


3 . Fundir en un cazo la mantequilla cortada a trocitos, el azúcar moreno y la melaza. Remover hasta que se deshaga todo.

 
Añadir a la mezcla del bol y mezclar para formar una pasta consistente. Procurar que las harinas estén bien integradas.

                                                                Queda así.

5 . Poner porciones de la masa (una cucharada sopera) en la bandeja del horno y aplastarlas un poco dándole la forma deseada.
Yo utilizo 2 bandejas en la parte central del horno y pongo el aire. (turbo). Temperatura 180º-190º durante 9 minutos. Estarán blandas, las sacas del horno y las dejas que se endurezcan durante 2 minutos. A continuación las pasas a una rejilla para que se terminen de enfriar. Una vez frías las decoras con el chocolate fundido blanco y negro .
Funde los dos chocolates por separado con dos cucharadas de leche o agua y los metes en una manga o bolsa de congelar, le cortas la punta y las decoras a tu gusto.
 
 
 
 
 
Fuentes: Galletas de Carla Bardi ( precioso libro con fabulosas recetas para compartir)
Se trata de cambiar los ingredientes, quitas y pones a tu gusto mides, pesas y experimentas hasta que des con la tuya.