jueves, 23 de octubre de 2014

Tarta de zanahoria ( carrot cake )

Todo un despliegue de sabores en este jugosisimo y espectacular bizcocho, de textura gruesa, cubierto de crema de queso dulce. Tiene un sabor.... "importante", inesperado... porque... ¿Cómo unas cuantas zanahorias pueden transformarse en pura delicia?. La verdad es que las zanahorias también van muy bien acompañadas.
El "carrot cake" es tradicional en Estados Unidos y el Reino Unido, donde allá por los años de racionamiento, la escasez de azúcar, entre otras muchas cosas, hizo que se utilizaran las zanahorias para endulzar y echándole imaginación surgió este tipo de tartas que encandila a todos.

                                                                                                                       Cocino and Company



Mi amiga María José Sandez me ha pasado esta receta, yo solo le he añadido la cobertura de queso, por cierto poco dulce y ralladura de 1 naranja mediana (solo la parte coloreada ). Esta fantástica receta dice así:

Ingredientes:
  • 300 g de zanahorias (ya peladas y ralladas o trituradas no demasiado finas)
  • 300 g de harina  ( yo usé Bizcochona )
  • 300 g de azúcar
  • 300 ml de aceite de girasol
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 2 cucharaditas de canela
  • 1/2 cucharadita de jengibre fresco (1 cm de jengibre rallado)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • Ralladura de 1 naranja mediana
  • 100 g de nueces picadas
Para la cobertura:
  • 200 g de queso crema (Mascarpone, Philadelphia...)
  • 2 cucharadas de azúcar glasé o al gusto.
  • Ralladura de limón suficiente para aromatizar

¡Gracias María!..

En este tipo de tarta es conveniente mezclar los ingredientes secos y los húmedos por separado ...para unirlos después.

1 . Mezclar en un recipiente de cristal la harina, la levadura, el bicarbonato, la canela y la sal. Si lo tamizamos con ayuda de un colador, mejor.

2 . En otro batir los huevos con el azúcar, el extracto de vainilla y el aceite entre 2 y 3 minutos.

3 . Echar la mezcla de los ingredientes secos a la mezcla de huevos.  
Incorporar poco a poco, en tres veces y de forma envolvente.

4 . Agregar las zanahorias ralladas (no excesivamente para que no suelten líquido), la ralladura de naranja, el jengibre rallado y la nueces muy picaditas o ligeramente trituradas.


5 . Preparar un molde de 24 cm con mantequilla y harina, sacudir y verter la mezcla que va tomando un bonito color tostado.
Meter al horno precalentado a 170º (al menos 10 minutos antes de introducir la tarta). Lo dejé dentro durante 45 minutos, calor arriba y abajo. Comprobar el punto de cocción casi al final. Recuerda que es jugoso.

6 . Batir los ingredientes de la cobertura, 1 minuto mas o menos quedando cremosa pero firme.
Dejar enfriar el bizcocho, cortar por la mitad con un cuchillo largo y sujetar por el lado opuesto con otro, porque es muy tierno. 
Rellenar con la crema de queso y tapar otra vez.
Cubrir con otro poquito de crema y adornar con una nuez. o muchas.
Esta tarta se puede hacer con batatas en vez de zanahorias.
Reservar en el frigorífico. Mejor de un día para otro.
¡Listo!
                   








lunes, 20 de octubre de 2014

Tarta de frutas

Esta tarta no tiene límites, podemos usar fruta fresca de temporada o de lata si no la podemos conseguir. Y si, además tenemos prisa la masa de hojaldre es congelada. Solo nos queda hacer una riquísima crema pastelera, que no tiene ninguna complicación. Las frutas a tu gusto. Esta lleva melocotón, cerezas y manzana. La crema pastelera queda firme y muy muy rica.

INGREDIENTES:                                                                                                                             

 Base
:
 
  • 1 lámina de hojaldre rectangular
  • 1 clara de huevo para pintar el hojaldre
Crema pastelera:
  • 300 ml de leche
  • 200 ml de nata sin montar
  • 4 yemas
  • 8 cucharadas de azúcar
  • 30 g de mantequilla
  • 2 cucharadas soperas de polvos de flanín "El Niño,  o Maicena
  • Cáscara de limón ( solo la parte amarilla )
  • 1 palo de canela 
Frutas de esta tarta:
  • Melocotones en almíbar
  • 1 manzana
  • Cerezas
Si usas kiwi debes tener en cuenta que la gelatina, al contacto con esta fruta, no cuaja como debiera ya que esta fruta contiene una sustancia que lo impide.
Cobertura transparente:
  • 1 sobre de gelatina neutra
  • 1 vaso de agua
  • 2 c de azúcar

1 . Preparar la base doblando los extremos de la masa y pinchando el fondo con un tenedor. Los bordes no se pinchan para que puedan subir. 
Pintar con la clara de huevo batida y hornear a 200º hasta que se dore por los bordes, unos 15 minutos. Sacar del horno y dejar enfriar a temperatura ambiente.


2. Hacer la crema pastelera: 
Poner  al fuego la leche con el palo de canela, la piel de limón y la mitad del azúcar ( 4 cucharadas ). Así la leche queda aromatizada. 
Agregar también la mantequilla. Esta puede ser opcional, pero le da brillo y más consistencia a la crema.


 Batir en un bol la nata, las yemas, las 2 cucharadas de flanín y las otras 4 cucharadas de azúcar
Agregar esta mezcla ( colada ) a la leche sin parar de mover hasta que espese. 
Retirar el palo de canela y la piel de limón.
Dejar enfriar tapada con papel transparente pegado a la crema para que no haga nata.



4 . Preparar la fruta:
Pelar las manzanas y cortar a cuartos y estos a láminas no muy finas
Quitar los huesos a las guindas. 
Cortar a láminas los melocotones en almíbar de igual tamaño que las manzanas
Cocer 5 minutos las láminas manzanas con un fondo de agua, zumo de limón y 1 cucharada de azúcar, hasta que estén tiernas pero firmes.


5 . Montar la tarta echando la crema pastelera por encima del hojaldre.

Y a continuación la fruta de manera que las rodajas monten unas encima de otras acabalgadas.
Solo nos queda dar brillo con la gelatina.
Para ello disolvemos un sobre de gelatina neutra en un vaso de agua con 2 c de azúcar.
Calentar al fuego y apartar antes que hierva.
 Dejar enfriar y pinta la tarta con la gelatina. Mejor varias capas.
¡Listo!





domingo, 5 de octubre de 2014

Rape en amarillo y naranja


En salsa de naranja y almendra.


Un guiso de rape diferente y lleno de color. La salsa es una delicia con su toque de naranja y almendra. Va acompañado de una base de patatas fritas o hervidas que se impregnan de sabor. Dificultad cero.
El rape es un pescado blanco de carne prieta y sabor delicado ideal para preparar en salsa. Con los huesos cartilaginosos de su cabeza se preparan exquisitos guisos con patatas o arroces marineros.
Preparar una cola de rape alangostado es todo un lujo. En brochetas le encanta a los niños ya que carece de espinas. 
Cortado en rodajas gruesas o filetes se presta a hacerlo al horno, hervido o rebozado, pero es con una buena cocción donde despliega todos sus encantos.

Ingredientes:
  • 1 k de rape
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 1 naranja de zumo grande
  • 1 vaso de vino blanco o manzanilla (tamaño de los de agua)
  • 1 vaso de agua (tamaño de los de agua)
  • Harina 
  • Aceite de oliva
  • 1 cucharada sopera de almendra molida
  • Laurel
  • Pimienta
  • Azafrán o cúrcuma
  • Sal
  • Majado: 1 diente de ajo y perejil
  1 . Disponer las rodajas de rape en una bandeja de loza o cristal, poner sal y  aderezar con el majado de ajo y perejil más el zumo de media naranja (solo un chorreón). La otra media la usaremos más adelante.
Dejar reposar un rato.


 Mientras se marina el rape, cortar la cebolla y el ajo finamente.

2 . Escurrir y enharinar las rodajas de rape.  
Freír ligeramente en aceite de oliva. Lo hacemos por tandas, no todas a la vez.
En ese mismo aceite freír la cebolla y el ajo, cortados anteriormente, a fuego lento.
Añadir la cucharada de almendra molida,  azafrán o cúrcuma, pimienta molida y un vaso de vino blanco o manzanilla. 
Dejar evaporar unos instantes y batir la salsa.


Echar un vaso de agua y laurel. Hervir un poco, probar de sal y añadir el rape y el zumo de la media naranja. Si ha quedado algún resto de marinada, también se lo echamos.
Hervir a fuego lento ( sin tapar o tapar a medias), 20 minutos mas o menos, hasta que el rape esté tierno. 
La salsa queda espesa porque la almendra molida ha hecho su trabajo.




*El rape negro o rojizo es de mejor calidad que el rape blanco, aunque este también es muy apreciado por su sabor. En general su color va desde el rojo oscuro al gris y su parte dorsal es blanquecina.
*Se pesca a lo largo de las costas Europeas y las de América del Norte. En las costas del sur de África se pesca el rape de El Cabo que generalmente se vende congelado.
*Habita en los fondos del océano que es donde encuentra su alimento.
*Contiene proteínas de alto valor biológico y es pobre en grasas y vitaminas B1, B3 y B9. Esta última ,entre oras funciones , tiene la de producción y maduración de glóbulos rojos. También posee minerales como potasio, fósforo, magnesio y hierro, pero no en cantidades notables.

*Talla mínima: 30 cm.
Color: Su dorso es de coloración variable que puede ir desde el rojo oscuro hasta el gris. Su zona ventral es blanquecina.
*Longitud y peso: El rape suele alcanzar una longitud de 1,5 metros y su peso puede llegar a ser de unos 40 kilos.
*Alimentación: El rape se alimenta de crustáceos y peces de pequeño y mediano tamaño.





viernes, 3 de octubre de 2014

San Jacobos

Este San Jacobo está hecho con finas lonchas de lomo (ternera o cerdo), loncha de jamón serrano, loncha de queso cremoso y loncha de jamón cocido....con algunos truquillos.

El San Jacobo o Cordón bleu vienen a ser de la misma familia, son muy similares  en su elaboración que consiste, básicamente, en unas lonchas de jamón envolviendo una de queso, rebozadas y fritas, en el caso del San Jacobo, y de filete de pollo, queso y jamón en el Cordón bleu.

Pero....en la justa combinación está la gracia, y así probamos, añadiendo sabores o texturas nuevas, hasta conseguir ese que nos gusta tanto.
El rebozado es fundamental porque protege la carne con sus jugos y no deja salir el queso derretido. Este, tradicional y equilibrado de sabores, es una alegría para el paladar.

                                                                                                                       
 Ingredientes:
  • 1 filete de lomo de cerdo  ( ternera, pollo..)
  • 1 loncha de queso cremoso
  • 1 loncha de jamón serrano
  • 1 loncha de jamón cocido no muy fina
  • Para el rebozadoHarina de freír, huevos batidos, pan rallado aceite de oliva.
1 . Preparar los filetes machacando la carne con un utensilio adecuado, y cortar los filos que veamos duros.
Esto lo hacemos para que la carne quede más tierna y no se encoja. No le pongo sal porque con los demás ingredientes ni falta que le hace.
 

2 . Disponer encima de cada filete una loncha de queso doblada por la mitad, la loncha de jamón serrano cortada a trocitos y por último la loncha de jamón cocido. Le puse 2 porque me parecieron algo finas. Procuramos que el queso no sobresalga.
(Cuando no he tenido jamón serrano le he puesto dos cucharaditas de paté de jamón.)



3 . Apretar bien las capas y rebozamos en harina, huevo y pan rallado. Por este orden para que se adhiera el huevo de manera uniforme. Aplastamos suavemente para sellarlo.



Preparé ocho pero solo iba a consumir cuatro, de manera que congelé estos cuatro y se conservan en sus mejores condiciones. Mejor en paquetitos individuales. Quedan perfectos.

4 . Solo nos queda freír en aceite de oliva a temperatura media, escurrir en papel absorbente y....al plato. Calentito para que el queso se derrame ligeramente.