viernes, 3 de octubre de 2014

San Jacobos

Este San Jacobo está hecho con finas lonchas de lomo (ternera o cerdo), loncha de jamón serrano, loncha de queso cremoso y loncha de jamón cocido....con algunos truquillos.
El San Jacobo o Cordón bleu vienen a ser de la misma familia, son muy similares  en su elaboración que consiste, básicamente, en unas lonchas de jamón envolviendo una de queso, rebozadas y fritas, en el caso del San Jacobo, y de filete de pollo, queso y jamón en el Cordón bleu.
Pero....en la justa combinación está la gracia, y así probamos, añadiendo sabores o texturas nuevas, hasta conseguir ese que nos gusta tanto.
 El rebozado es fundamental porque protege la carne con sus jugos y no deja salir el queso derretido. Este, tradicional y equilibrado de sabores, es una alegría para el paladar.

                                                                                                                        Cocino and company
 
 
 
Para cada San Jacobo se necesita:
  • 1 filete de lomo de cerdo  ( ternera, pollo..)
  • 1 loncha de queso cremoso
  • 1 loncha de jamón serrano
  • 1 loncha de jamón cocido no muy fina
 
Para el rebozado:
 
  • Harina de freír
  • huevos batidos
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva
 
 
1 . Preparamos los filetes machacando la carne con una maja, u otro utensilio adecuado, y cortando los filos que veamos duros.
Esto lo hacemos para que la carne quede más tierna y no se encoja. No le pongo sal porque con los demás ingredientes ni falta que le hace.
 


 
 
2 . Disponemos encima de cada filete una loncha de queso doblada por la mitad, la loncha de jamón serrano cortada a trocitos y por último la loncha de jamón cocido. Le puse 2 porque me parecieron algo finas. Procuramos que el queso no sobresalga.
(Cuando no he tenido jamón serrano le he puesto dos cucharaditas de paté de jamón.)
 
 
 
3 . Apretamos bien las capas y rebozamos en harina, huevo y pan rallado. Por este orden para que se adhiera el huevo de manera uniforme. Aplastamos suavemente para sellarlo.
 
 




Preparé ocho pero solo íbamos a consumir cuatro, de manera que congelé estos cuatro y se conservan en sus mejores condiciones. Mejor en paquetitos individuales. Perfectos para consumir.
 
4 . Solo nos queda freír en aceite de oliva a temperatura media, escurrir en papel absorbente y....al plato. Calentito para que el queso se derrame ligeramente.
Bon appetit.
 
 




 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar.