Carrilleras con vino dulce

Tiernas,  jugosas y con un toque de Pedro Ximénez (o cualquier otro vino dulce) que carameliza la salsa y le da un sabor inigualable.
Este plato resulta más ligero si se acompaña de setas o champiñones salteados y si no unas patatitas que absorban la riquísima salsa.


  
Ingredientes:
  • 1 kg de carrilleras de cerdo ibérico
  • 2 cebollas
  • 3 dientes de ajo
  • 2 zanahorias
  • 1 vaso de vino dulce ( Pedro Ximénez, vino de Málaga, .....)
  • 1 vaso de vino tinto para macerar la carne
  • 1/2 litro de caldo de carne casero (o agua con una pizca de tomillo)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta
 Están cocinadas a fuego lento, pero si prefieres utilizar olla exprés, no necesita tanto caldo de carne y el tiempo de cocción se reduciría a 25 - 30 minutos, a fuego mas bien lento para que quede salsa.
1 . Limpiar las carrilleras de telillas y macerar con un vaso de vino tinto, durante una hora aproximadamente.            


 2 . Sacar las carrilleras y las secamos con papel absorbente.
 Salpimentar y sofreír ligeramente en un poco de aceite de oliva. Es mejor hacerlo por tandas porque queremos freír, no cocer. Reservar el vino de maceración.


3 . Apartamos las carrilleras en un plato y en ese mismo aceite pochamos las cebollas, las zanahorias y los dientes de ajo picados. Salar poco.


4 . Introducir las carrilleras, echar el caldo y el vino de maceración, reducimos un poco y cuando esté hirviendo agregamos el vaso de vino dulce.
Cocer 3/4 de hora aproximadamente a fuego lento. A veces necesita algo más de tiempo, pero debemos tener en cuenta que las carrilleras deben estar muy tiernas...o al gusto!!!


5 . Apartar y dejar enfriar y si no están tiernas del todo las dejo cocer algo más hasta que estén en su punto y la salsa espesita. El truco está en quitarlas del fuego antes de que estén hechas, dejarlas enfriar y volverlas a poner para terminarlas.
Sacamos las carrilleras y batimos la salsa que quedará oscurita y espesa y volvemos a introducirlas hasta la hora de servir.
Se pueden congelar o dejar en el frigorífico varios días.




Comentarios