sábado, 13 de diciembre de 2014

Espuma de mandarina

Hay muchas versiones de espuma,  algunas muy densas, otras más líquidas, con leche o sin ella, pero a mi me gusta hacerla solo con su zumo pero cremosa y suave.
La verdad es que es fresca y deliciosa,  un postre comodín cuando esperas amigos o familia, porque siempre aciertas. Con otro tipo de naranjas también, pero la mandarina tiene un sabor mas delicado.

 

 
  • 1 vaso de zumo de mandarina (tamaño agua)
  • 3 huevos
  • 6 c de azúcar (o al gusto)
  • 2 cucharadas de maizena (o de Flanín el Niño si quieres toque de vainilla)
  • 1 bric de nata para montar de 200 ml
  • 2 hojas de gelatina
 
1 . Batimos las yemas con el azúcar y la Maizena. Muy bien batidas para que no queden grumos.
 
 
 
2 . Incorporamos el zumo de mandarina y lo ponemos a fuego moderado hasta que espese, sin dejar de remover. Este es el momento de incorporar las hojas de gelatina previamente remojadas en agua durante al menos 10 minutos. Remover bien y tapamos con papel film y dejamos enfriar. Evidentemente la gelatina da mas consistencia. O le añades una cucharada mas de Maizena.
 
 

3 . Montamos las claras ( pizca de sal) y a continuación la nata, procura que la nata esté muy fría y las varillas y el cuenco también. Unimos las dos de forma envolvente.






4 . Y la agregamos a la crema de mandarina. Dejamos en espera hasta el momento de servirla en copas.

 
 
Solo queda decorarlas a nuestro gusto añadiendo ralladura u hojitas de hierbabuena.
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar.