viernes, 6 de noviembre de 2015

Calamares rellenos de langostinos

Estos calamares están llenos, nunca mejor dicho, de sabor y color por dentro y por fuera. Mojando pan o no, nos encontramos con una salsa contundente que contrasta con el relleno para hacer una apetitosa combinación.

Ingredientes:
  • 5 calamares medianos
  • 250 g de langostinos ( o gambas, gambones, pescado)
  • 50 g de miga de pan (no rallado)
  • 2 huevos duros
  • 1 huevo crudo
  • 2 dientes de ajo
  • 1 trozo de cebolla (50 g aproximadamente)
  • Aceite de oliva
  • Perejil, pimienta y sal
  • Harina de garbanzo y huevo para rebozar
Para la salsa:
  • 3 dientes de ajo laminados
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1 guindilla pequeña (al gusto)
  • 1/2 vaso de vino
  • Caldo de cocer los tentáculos
  • Laurel
  • Sal
1 . Limpiamos muy bien los calamares, aunque a mi me los limpiaron en la pescadería del mercado.....
Picamos muy menuditos los tentáculos, los cocemos en agua con sal hasta que estén tiernos (15 minutos) y los ponemos en un bol donde seguiremos echando los ingredientes del relleno. 
Reservamos el caldo.
2 . Pelamos los langostinos y los picamos menuditos.
Trituramos la cebolla los ajos y el pan.
Chafamos los huevos con un tenedor y todo ello lo incorporamos a los tentáculos cocidos. Añadimos un huevo crudo, sal y pimienta.
 Mezclamos.
3 .  Rellenamos los calamares con ayuda de una cuchara procurando que no queden bolsas de aire. No se pueden llenar a tope porque podrían reventar.
Cerramos con un palillo y pinchamos repetidas veces con otro. Sin pasarse.
Rebozamos harina de garbanzo.
Freímos en una cazuela con un poco de aceite de oliva.
 

Apartamos los calamares y dejamos en espera.

4 . La salsa:
Freímos en ese mismo aceite los ajos laminados sin dorar y le agregamos la guindilla pequeña, la cucharada de pimentón, con cuidado que no se queme, laurel, medio vaso de vino blanco y el caldo de cocer los tentáculos.
 Introducimos los calamares  y cocemos a fuego medio.
El caldo es conveniente que los cubra un poco. Cocemos 30 minutos hasta que se pongan tiernos. Si los quieres tapar hazlo parcialmente. La salsa queda espesita por el rebozado de harina de garbanzo. Si la prefieres mas espesa prueba a añadirle una cucharadita de harina.
Cuando sobra relleno, podemos hacer unas tortillitas (o buñuelitos) agregando un poco de harina de garbanzo y caldo o agua, quedando una crema espesa a la que añadiremos una pizca de bicarbonato y un huevo batido y que freiremos a cucharadas.
 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar.