domingo, 29 de noviembre de 2015

Pastel de pollo y setas

Es un pastel clásico para estas fechas ya que aprovechamos las setas de temporada con las que va relleno. La carne, bien condimentada, guarda en su interior un corazón de aceite de oliva, ajo y cebolleta, impregnando las setas de un intenso sabor. Es un plato fácil de cortar en porciones y de llevar. Se come frío y acompañado de una salsa que se puede calentar al momento. Usé níscalos, pero eso es tu decisión. La mejor seta es la que te gusta.
 
Ingredientes:
  • 600 g de pollo picado, limpio de piel y huesos (mejor muslos y pechugas para que esté mas jugoso)
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada sopera de queso crema
  • 1 rebanadadita de pan
  • 1 copa de vino blanco
  • 1 huevo duro
  • 1 huevo batido
  • 2 setas
  • Sal
  • Aceite de oliva
Relleno:
  • 200 g de níscalos salteados
  • 3 cucharadas de aceite
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de cebolleta picada
  • Pimienta y sal
Este relleno se puede hacer cocinando todos los ingredientes juntos y obviando el paso 2. Es decir, cuando esté la cebolla y el ajo pochado se agregan los níscalos o la seta que prefieras.
 
Salsa:
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 cucharada de harina
  • 1 copa de vino blanco
  • 1 cucharada de vino dulce
  • 1 y 1/2 vasos de caldo de pollo
  • 2 cucharadas de piñones
  • 1 cucharada de pasas
  • Sal y pimienta
 
 1 . Cortamos finamente las setas y las salteamos ligeramente en un poco de aceite de oliva. Pimienta. La sal al final. Reservamos.
2 . Mezclamos, en un bol con papel film, 3 cucharadas de aceite, 2 dientes de ajo muy picados, 2 cucharadas soperas de cebolla muy picada. Cerramos el plástico y lo congelamos al menos media hora. Así no chorrea cuando rellenemos.
3 . Trituramos el pan, el huevo duro, el crudo, el diente de ajo, 2 setas, la cucharada de queso y la copita de vino blanco. Sal.
Mezclamos con la carne.
4 . Extendemos el pollo sobre un papel engrasado y rellenamos con las setas y la picada de cebolleta y ajo que habíamos congelado.
 Cerramos muy bien los extremos para sellarlo y lo metemos en un molde engrasado y espolvoreado de pan rallado. Horno 180º, 55-60 minutos. Calor solo abajo. Nivel medio.
La última media hora ponemos agua en la bandeja para cocerlo al baño María y asegurarnos que quede jugoso.
Antes de meterlo al horno le puse por encima galletas trituradas para dar un aspecto rústico.
 
 Salsa:
En un cazo calentamos la mantequilla y doramos la harina, le añadimos la copa de vino blanco, la cucharada de vino dulce y el caldo. A continuación las pasas y los piñones. Sal y pimienta. Espesar un poco. Probamos y rectificamos.
                                     
                   Desmoldamos y servimos con la salsa caliente aunque la carne esté fría. Se puede hacer con varios días de antelación y congelarlo.
 






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar.