miércoles, 29 de junio de 2016

Ensalada de remolacha y patata

No solo es bonita, sino saludable por  la correcta combinación de sus ingredientes. Un buen plato que sacia y proporciona bienestar. Una ensalada sencilla y clásica para cualquier ocasión, con verduras frescas para un mejor sabor.
Ingredientes:
  • 4 remolachas frescas (o envasadas ya cocidas)
  • 4 patatas
  • 2 zanahorias
Vinagreta:
  • 2 cebollitas frescas delgadas
  • 6 cucharadas  de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de vinagre
  • Pimienta (rosa y negra)
  • Pizca de mostaza antigua (opcional)
  • Sal
1 . Cocemos las remolachas con sus hojas para que no se desangren. Pelamos, cortamos a rodajas y ponemos en una fuente. O simplemente las usamos de paquete ya cocidas.
 2 . Hervimos al vapor las patatas y zanahorias.
3 . Preparamos la vinagreta.  Picamos la cebolleta y la ponemos en un bol. Los tallos verdes los dejo de adorno.
Agregamos los demás ingredientes: aceite, vinagre, pimienta y sal. La mostaza es opcional.
Mezclamos bien y rectificamos de sal.
4 . Montamos la ensalada.
Primero las remolachas y rociamos con algo de vinagreta, después las patatas a rodajas con las zanahorias y coronamos con mas vinagreta y tallos de cebolla verde.
También queda muy rica si le ponemos una lata de melva, atún o caballa.
¡Lista!


sábado, 25 de junio de 2016

Bacalao cremoso con pisto

 Esta receta siempre funciona. Nos podemos permitir el lujo de acompañar el bacalao de forma suculenta y  saludable, porque este pescado blanco es bajo en grasas. En este caso lleva pisto y va gratinado con una rica salsa de pimientos del piquillo.

Dificultad: Aparte de pasarte dos días  cambiándole el agua cada ocho horas....¡¡¡coser y cantar!!!
 
 
 
 

Ingredientes:
  • 3/4 k de bacalao salado (6 porciones)
  • 2 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 pimientos verdes
  • 2 calabacines
  • 2 tomates maduros
  • 1 copa de vino para cocinar o vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra
Salsa de pimientos para gratinar:
  • 2 cucharadas de yogur (o nata para quien le guste)
  • 2-3 pimientos del piquillo
  • 2 cucharadas de salsa de tomate o ketchup
1 . Desalamos el bacalao, cortado en porciones, durante 48 horas cambiando el agua tres veces al día. Escurrimos y secamos con papel absorbente.
Ponemos un poco de aceite de oliva en un sartén pequeña, con unas láminas de ajo que nos servirán luego para adornar. Retiramos y freímos las piezas de bacalao ( no mas de tres juntas) 2 minutos por cada lado a fuego bajo. Primero la piel para arriba.
Retiramos y dejamos en espera.
2 . Preparamos el pisto de calabacín;
Lo vamos a hacer utilizando el mismo aceite de freír el bacalao.
Picamos cebolla, pimiento y ajo y los rehogamos en una cacerola con el aceite del bacalao.
Troceamos los calabacines y los añadimos al sofrito anterior.
Cuando está al dente le añado el vino blanco y el puré de los dos tomates. Para adelantar un poco sofreímos los tomates mientras se hace el calabacín. Algo de sal.
3 . Hacemos la salsa de pimientos triturando los pimientos con las dos cucharadas yogur y las dos de tomate frito o ketchup. El yogur es mas ligero y saludable que la nata y no enmascara el sabor de los pimientos.
 

En una bandeja de cristal  de hornear, ponemos una cucharada de salsa, el pisto y encima el bacalao.
Cubrimos con lo que queda de salsa y gratinamos al horno a 180º, calor arriba y abajo sin aire.


 ¡Listo!

miércoles, 22 de junio de 2016

Gazpacho de sandía

Con el calor nos hacemos adictos a la cocina fría con profusión de ensaladas y, como no, de gazpachos. Aunque la tradicional mezcla de tomate-pepino nos flipe, tampoco está de mas flexibilizar los ingredientes aprovechando fruta de temporada, sin que el gazpacho pierda su esencia.
Este es el caso del gazpacho de, o con, sandia. Por muy tradicionales que seamos este gazpacho te va a gustar,.... y mucho. Es la primera vez que lo hago y compruebo que es suave y ligero y no "repite" olores indeseables e inoportunos....
La  receta viene de la mano de nuestra amiga AnciEsperanza Crespo Aragón, mujer inquieta y emprendedora, viajera y amante de la buena cocina. ¡Si es que no hay nada como hablar con las amigas!

Ingredientes:
  • 1 k de tomates rojos y maduros
  • 3 rodajas de sandía (800-900 g)
  • 1 diente de ajo
  • 1-2 pimientos rojos ( no de los de asar, sino mas pequeños)
  • 1 bollo de pan
  • 1 vasito de los de vino de aceite (50-60 cc, o 1/2 cubilete con Thermomix)
  • Sal y vinagre al gusto
En este gazpacho se ha sustituido pepino por sandía y no lleva agua porque la sandia la aporta.
1 . Trituramos todos los ingredientes hasta que adquiera textura de crema.
Si no nos cabe todo en el vaso, trituramos antes los tomates,  los pimientos y el pan y a continuación, la sandia, todo junto. Ni siquiera hace falta remojar el pan.
2 . Rectificamos de sal y vinagre, introducimos en un bol y al frigorífico, donde espesará algo mas.
Anci nos recomienda que se tome bien frio con sandia a cuadraditos y huevo duro.
                                               ¡Gracias Anci por compartir tu receta!

 

domingo, 19 de junio de 2016

Hambruguesas de verduras

En contra de lo que piensa mucha gente, sobre todo los niños, comer verduras no es tan aburrido. Solo es cuestión de salirnos un poco de lo puramente tradicional y cambiar la forma, la textura o el sabor con algunas hierbas o especias de nuestro gusto.
 Yo me he atrevido a hacerlas y ojalá lo hubiera hecho antes. Una receta ideal para el verano llena de sabor y color. Además de rica es fácil y saludable.
 

 Ingredientes:
  • 1 calabacín grande
  • 1 zanahoria grande
  • 1 puerro
  • 1/2 cebolla
  • 4 champiñones
  • 2 dientes de ajo
  • 1 huevo crudo
  • Harina   ( utilicé de garbanzo, pero eso es al gusto)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Especias (pimienta, orégano, comino, toque de Marruecos....) al gusto.
  • Salsa de tomate casera.
Podemos utilizar las verduras que mas nos gusten, lo importante es dar una buena textura con el huevo y la harina.
Salieron 6 hamburguesas grandecitas.

1 . Cortamos las verduras muy finas, sobre todo la zanahoria que es mas dura.
2 . Salteamos las verduritas en una sartén con un poco de aceite.
Echamos primero los ajos picados, la cebolla, el puerro y la zanahoria. Pochamos.
A continuación el calabacín.
Y después los champiñones. Una vez al dente, agregamos una pizca de sal.
3 . Ponemos las verdura en un bol y agregamos 3 cucharadas de harina, el huevo crudo y las especias. Rectificamos de sal.
Mezclamos y vemos la consistencia por si tenemos que agregar algo mas de harina.
Yo utilicé el toque especial de Marruecos de Hipercor. Si es de tu gusto puedes añadir un ajo crudo y perejil picaditos.
4 . Formamos las hamburguesas con las manos dándoles bonita forma, enharinamos y hacemos a la plancha, en sartén, a fuego mas bien bajo. Las ponemos separadas.
                                    Con salsa de tomate casera quedan riquísimas.
 





jueves, 16 de junio de 2016

Sardinas al horno

¡Se acabó el olor a sardinas por toda la casa! Es posible disfrutar de este maravilloso pescado sin ponernos mascarilla y tener aroma de sardinas hasta el día del juicio final. El truco es infalible.
La pega es que estas sardinas hay que limpiarlas de escamas, pero tampoco es para tanto. El esfuerzo merece la pena. Hice medio kilo de sardinas para dos. La base de este plato es opcional, pero es un acompañamiento definitivo.

Ingredientes:
  • 1/2 k de sardinas frescas
  • 1/2 cebolla
  •  2 dientes de ajo
  • 1 tomate maduro
  • Sal y aceite de oliva
  • Rodajas de limón
  • Hojas de eucalipto o laurel
1 . Limpiamos las sardinas de escamas y quitamos la cabeza.
2 . Preparamos la base:
Freímos en un poco de aceite la cebolla y el ajo picados y a continuación el tomate a rodajas. Sal. Pochamos hasta reducir el jugo.
Ponemos la base preparada en una bandeja que vaya al horno, encima las sardinas con algo de sal y sobre ellas unas rodajas de limón y regamos las sardinas con un poco de aceite.
 Alrededor pondremos, ya definitivamente, unas hojas de eucalipto, si, si, eucalipto, o en su defecto laurel. Con ellas se neutraliza el olor respetando el sabor. Se hornean durante 20-25 minutos , calor arriba y abajo a 190 º horno precalentado. Hasta que estén a tu gusto de doradas evitando que se sequen.

Variantes a la receta:
*Hacerla sin base, las sardinas directamente.
*La base la podemos poner cruda pero suelta caldo, sin embargo rehogada queda perfecta para el pan ....o sin pan.
                                                                          ¡Listas!




miércoles, 15 de junio de 2016

Pollo agridulce a la crema de cebolla

Esta receta es definitiva no solo porque te hace la boca agua, sino porque es fácil, rápida y económica. El secreto está en que solo lleva tres ingredientes en una exitosa combinación de sabores. Comprobado.
El pollo es la mas versátil de las carnes, de gran valor nutritivo y bajo en grasas, se suelen utilizar muslos, alas y contramuslos para guisados, y filetes de pechuga para preparaciones rápidas.
Como este plato es de cocción rápida, lo mejor es utilizar pequeñas o medianas porciones.
Esta receta es de nuestra amiga Esperanza Valencia, una mujer práctica, resolutiva y eficiente que siempre hace gala de un gran sentido del humor.
Gracias por compartir esta fabulosa receta.
 


Ingredientes:
  • 500-700 g de pechugas o solomillos de pollo
  • 1 bote pequeño de mayonesa
  • 1/2 sobre de sopa de cebolla
  • 2 cucharadas de mermelada de melocotón
1 . Precalentamos el horno a 190º.
 Ponemos los filetitos de pollo en una bandeja que vaya al horno.
Mezclamos en un bol los otros tres ingredientes:  el bote de mayonesa, 2 cucharadas de mermelada de melocotón (rasas o al gusto) y medio sobre de sopa de cebolla. (Es conveniente agitar el sobre de la sopa antes de abrirlo, para que los ingredientes del interior se repartan bien).
 Como verás no lleva agua, ni sal, ni aceite.
Cubrimos el pollo con la mezcla.
2 . Introducimos la bandeja en el horno, posición media baja, calor arriba y abajo.
Es conveniente bajar la temperatura a 180º y hornear 25 minutos aproximadamente, o hasta que se dore un poco.
 ¡Así de bien queda!

¡Gracias por compartir tu receta! 
Esperanza nos dice- ¡el acompañamiento es muy variado: arroz blanco con un toque de curry, ensalada, unas patatas cocidas... el que quieras! ... en este caso espinacas rehogadas con ajo y piñones.