martes, 26 de julio de 2016

Flanecitos de calabacín y patata

Una excelente combinación donde calabacín y patata dan lo mejor de si mismos. Quedan con una textura tierna y esponjosa porque el secreto está en hacerlos a fuego lento para que desplieguen todos sus encantos. Una receta sin complicaciones, fácil y saludable. En moldes individuales, molde de rosca de silicona, o en tortilla.... quedan perfectos. ¡Cada vez que los hago se chupan los dedos!

Acompañados de salsa de tomate

Ingredientes:
  • 3 calabacines pequeños (650 g aproximadamente)
  • 2 cebollas (300 g aproximadamente)
  • 2 patatas
  • 2 dientes de ajo
  • 3 huevos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
 
1 . Picamos muy fino las cebollas y los ajos y los ponemos a pochar, a fuego muy lento, en un cazo con un poco de aceite. Algo de sal y tapamos con tapadera. La cebolla debe quedar muy blandita y con algo de color. Un rato.
2 . Mientras, vamos cortando las patatas a cuadritos y las freímos a fuego lento en una sartén con un fondo de aceite de oliva.

Ahora pelamos parcialmente los calabacines y los cortamos también a cuadritos.
Los añadimos a las patatas. Sal.
Freímos a fuego lento dándoles unas vueltas de vez en cuando.  

3 . Escurrimos las patatas con calabacín y el pochado de cebollas. Los echamos en el escurridor por este orden. Recogemos el aceite en un recipiente para utilizarlo en otras comidas.
Batimos los huevos, echamos un chorreón de leche (poca) y agregamos lo escurrido.
Por último engrasamos los moldes con un poco del aceite escurrido y metemos al horno (precalentado) a 180º, calor arriba y abajo, 20 minutos o hasta que se dore. Posición media.
Trucos:
 *A media cocción le eche a la bandeja un vaso de agua para terminarlos al baño maría. Así quedan mas esponjosos y te aseguras de no dorarlos en exceso por la base.
*Con molde de silicona salen fácilmente.
*La salsa de tomate es un complemento ideal a la hora de servirlos.
*En molde de rosca, y regados con salsa de tomate, es otra buena opción.
                                                                          ¡Listos!





lunes, 25 de julio de 2016

Merluza a la gallega

Hacer la merluza a la gallega es apostar sobre seguro, solo se necesita una merluza de buena calidad , ajos y pimentón. Es la sencillez personificada y sabor a altos niveles. ¿Qué más se puede decir sino que es un auténtico manjar?
Ingredientes:
  • 1 porción de merluza por persona
  • 1 -2 patatas por persona
  • 4 -5 dientes de ajo laminados
  • 1/2 vaso de aceite de oliva virgen extra
  •  1 cucharada rasa de pimentón de la vera
  • 1 cebolla
  • 1 hoja de laurel
  • 1 guindilla (opcional)
  • Sal  
1 . Ponemos agua en una olla y añadimos el laurel, la cebolla y, después de un hervor, las patatas. Sal.
Pinchamos las patatas para comprobar que están prácticamente tiernas e introducimos los trozos de merluza que estarán tiernos (a fuego lento) en 7-8 minutos de pendiendo del grosor. Así las patatas se impregnan de sabor.
 Apartamos en una fuente.
2 . Freímos los ajos laminados en el aceite sin que se doren. Apartamos la sartén del fuego y agregamos el pimentón. Así no se quema. Opcionalmente podemos echar medio vaso de caldo de cocer la merluza para que tenga mas salsa.

Removemos  y echamos por encima de merluza y patatas. ¡A disfrutar!
¡Lista!

Coliflor rellena

No es que queramos cambiar el sabor de la coliflor, solo queremos darle un buen acompañamiento, o mejor dicho un complemento. Ya sabemos que esta flor tiene su característico sabor y, hay quién la rechaza directamente, o se pirran por ella, pero esta es una receta que gusta a todos, es probarla y solo se ven gestos de reconocimiento.... y cara de felicidad.
Esta coliflor rellena es rápida y fácil de hacer porque se cuece en olla exprés y la carne del relleno no tiene mas ciencia que la preparada para hacer albóndigas.
Es una receta familiar que viene de la mano de nuestra amiga Elena Alfaro que la aprendió de su suegra. Me comenta que -"Se le pone la carne picada por encima, a modo de boina y el vino tinto"- ¡Ea, pues perfecto, así será!

Ingredientes:
  • 1 coliflor mediana
  • 300 g de carne picada
  • Aliño para la carne: 1/2 cebolla picada, 2 dientes de ajo picados, una rebanadita de pan (para celiacos pan sin gluten), perejil, 1 huevo crudo, sal y pimienta y especias a tu gusto.
  • 2 cebollas
  • 1 hoja de laurel
  • 1 vaso  grande de caldo o agua
  • 1 vaso grande de vino tinto
 1 . Ponemos en un recipiente la carne picada con su aliño.
Removemos bien y dejamos en espera.

2 . Rellenamos la coliflor a la que habremos quitado un poco del tallo mas duro, pero sin llegar a desmembrar los ramitos que deben quedar sujetos.
Ponemos la coliflor de pie y le introducimos la carne picada todo lo que podamos.
Dice Elena que-"Si está muy prieta le podemos hacer incisiones con un cuchillo e introducir la carne y el resto se le pone encima a modo de boina"-.

Espolvoreamos con harina (para celiacos sin gluten) y la sellamos friéndola ligeramente en una sartén. Yo no le di la vuelta, sino que le eché el aceite por encima para sellarla.
Freímos bien por la parte del tronco porque es mas dura.

3 . Utilizamos ese mismo aceite para freír las cebolla cortada a trozos y el laurel, en la olla exprés.

Incorporamos la coliflor, el vaso de caldo y el vaso de vino tinto.
Cocemos 30 minutos a partir del giro de la válvula. Fuego mas bien lento o medio. Si te resulta algo dura le das 5 minutos mas.
Sacamos de la olla, la coliflor y la hoja de laurel, y trituramos la salsa. Rectificar de sal.
¡Ya el aroma presagia un festín!.
La podemos cortar en cuñas o a rodajas, metiendo el cuchillo por arriba sin miedo porque los ramitos están bien sujetos al tronco.
¡Lista!

 
Como la salsa la devoramos, a esta última rodaja le puse un poco mas de cebolla y vino tinto y lo trituré. Quedan como arbolitos.
                                        ¡Gracias Elena por compartir esta receta!
Elena vive en Sevilla, una enamorada de su ciudad y de sus gentes, algo que yo comparto.

lunes, 18 de julio de 2016

Pimientos rellenos de arroz y bacalao

Los dulces pimientos rojos guardan un sabroso arroz, que ahora en verano se puede tomar frio y aderezado con una vinagreta refrescante y aromática. He elegido unos pimientos de asar carnosos pero cortos, porque se mantienen muy bien de pie y son ideales para una ración. Se pueden hacer con antelación y guardarse en el frigo un par de días poniendo la vinagreta al servirlos.


El bacalao lo corté a tiras y solo estuvo desalando cubiertos de agua 24 horas pero cambiando el agua varias veces. Así me ahorré un día. Cuando los trozos son mas grandes hay que desalarlos durante 48 horas.
 
Ingredientes:
  • 4 pimientos rojos carnosos
  • 300 g de arroz bomba
  • 200 g de bacalao desalado
  • 2 cucharadas soperas de tomate triturado
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 cucharada de ketchup (opcional)
  • 1 cebolla
  • 3-4 dientes de ajo
  • Perejil
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • Vinagreta: 6 cucharadas de aceite, 3 de vinagre, 1 de alcaparras, 1 de cebolla picadita y sal.
1 . Machacamos 1 diente de ajo y perejil en un mortero, agregamos un poco de aceite y lo añadimos al bacalao troceado a taquitos.
2 . Pochamos la cebolla y un diente de ajo en una sartén con 3 cucharadas de aceite de oliva.
 Incorporamos el bacalao, le damos unas vueltas y añadimos las 2 cucharadas de tomate triturado y la cucharadita de pimentón.

Agregamos el arroz y ,opcionalmente, la cucharadita de ketchup.
Ahora le toca el turno al agua o caldo, dos veces la cantidad de arroz. Primero pongo un vaso y medio porque el arroz debe quedar algo durito y si está muy seco, lo completo.
3 . Mientras cuece el arroz, preparamos los pimientos quitando la tapa superior y las semillas. Colocamos los pimientos en una fuente que los mantenga de pie. Les ponemos algo de sal y aceite.
 
Rellenamos con el arroz dejando un margen porque el arroz aumentará un poco al seguir haciéndose con el jugo del pimiento.
Ponemos a cada pimiento su tapa y al horno precalentado 180º, calor arriba y abajo durante 50-60 minutos. Depende del horno, solo hay que probarlo.
Servimos y regamos con la vinagreta.
¡Listo!


 
 

viernes, 15 de julio de 2016

Sopa blanca de merluza y langostinos

Una reconfortante sopa con textura cremosa con trocitos de merluza y bocaditos de langostinos salteados. La sopa siempre viene bien con tanto ajetreo veraniego o en fiestas, y no es que sea la típica sopa de enfermo porque lleva su langostinito y algo de vino, pero sienta de maravilla. Una sopa muy saludable para cualquier ocasión.


Ingredientes para 4 personas:
  • 300 g de merluza o pescadilla cortada a porciones
  • 1 langostino por persona
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria pequeña
  • 1-2 ramas de apio
  • Perejil
  • 1 copita de vino blanco o manzanilla
  • 1 puñadito de arroz por persona (150 g aproximadamente)
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal
1 . Cocemos en un cazo con agua las cáscaras de los langostinos y la cabeza de la pescadilla para hacer el caldo. Sal con moderación.
Pasados 10 minutos introducimos las porciones de merluza procurando no romperlas. Sacamos del cazo cuando estén tiernas y colamos el caldo. Dejamos en espera.

2 . En cazuela aparte ponemos 2-3 cucharadas de aceite y rehogamos la cebolla, el puerro y la zanahoria.
A continuación echamos el arroz, removemos y agregamos el vino y el caldo anteriormente preparado. Este último a medida que lo vayamos necesitando porque es sopa y debe quedar caldoso.
Una vez tierno el arroz batimos. Rectificamos de sal.
Si la textura nos parece espesa, le agregaremos algo mas de caldo.
Hay que tener en cuenta que esta sopa espesa un poco mas, a medida que se va enfriando.
3 . Troceamos o laminamos los langostinos y los salteamos con unas gotas de aceite y pimienta rosa.
Servimos la sopa con la porción de merluza y los trozos de langostinos.
¡Lista!