lunes, 26 de septiembre de 2016

Biscuit glacé (Tradicional y Thermomix)

 Antes que el calor nos deje definitivamente y nuestros postres vayan por otros derroteros, no nos podemos perder este sabrosísimo helado hecho en casa en un pis pas. No se necesita heladera ni ningún artilugio, porque no cristaliza sino que queda cremoso y suave. Está hecho con huevos, algo de leche y, en este caso, aromatizado con vainilla. Éxito asegurado.
Como va al congelador, lo tienes siempre disponible.
Otras veces le añado una cucharada de café soluble, que es como se toma este tradicional helado de origen francés.


La receta me la pasó mi amiga Anci, Esperanza Crespo Aragón, y desde entonces la he hecho incontables veces. ¡Fabulosa!

Ingredientes:
  • 6 huevos a temperatura ambiente
  • 200 ml de leche (1 vaso-tamaño de los de agua- no lleno a rebosar)
  • 12 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada sopera colmada de Flanín El Niño (para celiacos harina de arroz y unas gotas de vainilla líquida)
  • Un pellizco de sal
Utensilios: Un molde alargado (cake) untado de mantequilla y varillas para batir. 

1 . Untamos ligeramente el molde con mantequilla y lo metemos en el congelador.

2 . Disolvemos la cucharada de flanín en un poco de leche que hemos separado de los 200 ml.
Ponemos el resto de la leche a hervir, con cascara de limón (solo la parte amarilla), y la mitad del azúcar (6 cucharadas) y añadimos el flanín disuelto.
Removemos hasta que espese y la apartamos del fuego. Retiramos la cáscara de limón.
Como unas natillas.


3 . Separamos las claras de las yemas.
Batimos las yemas con la otra mitad del azúcar (6 cucharadas), hasta que estén cremosas y le añadimos la papilla anterior que todavía estará caliente removiendo sin parar. (Este es el momento de poner el café, si es de tu gusto. Para ello deshaces la cucharada de café soluble en una cucharada de leche fría y agregas a las yemas.)


4 . Montamos las claras con una pizca de sal para que queden muy firmes.
Yo lo hice con varilla a mano y quedaron muy bien. Casi al final le añadí una cucharadita de flanín. Este es el truco para que queden firmes siempre.
Añadimos las claras montadas a la mezcla de yemas de forma envolvente en dos veces y no toda de golpe.


5 . Vertemos en el molde, tapamos con papel transparente y lo congelamos un mínimo de 5 horas, pero mejor de un día para otro.
Sacar del congelador al momento de servir porque es muy fácil de cortar. Lo acompañé con una salsa de arándanos. 
     
¡Listo!
Salsa de frutos rojos:
  • 100 g de arándanos
  • Zumo de 1 limón
  • 2 cucharadas de azúcar.
Hervimos todo junto unos instantes hasta que suelten el jugo. Se guarda en una fiambrera o bote de cristal hasta que la necesitemos. Se sirve con el helado en el mismo momento de emplatar.

Sugerencia:
Puedes usar Maizena  en vez de Flanín, pero tendrías que añadir sabor de vainilla y colorante y con el flanín lo tienes todo de una vez.

Con Thermomix:


Montamos las claras: (cuchillas muy limpias y sin restos de grasa).
Vertemos en el vaso las claras con un pellizco de sal y dos gotas de limón.
Ponemos la mariposa y programamos 6 minutos velocidad 2 1/2, incluso 3. A los 4 minutos de batir añadimos 1 cucharadita pequeña de flanín. Quitamos la mariposa. Retiramos a un cuenco.
Batimos las yemas:
Sin lavar el vaso y sin mariposa, vertemos las yemas con la mitad del azúcar y batimos, hasta que blanqueen, 2 minutos, velocidad 3. Retiramos a un cuenco. Si no están espesas y espumosas le pones algo mas de tiempo.

Hacemos las natillas con el vaso de leche, la cucharada de flanín y la otra mitad del azúcar. Batimos un poco para disolverlo todo y programamos 2 minutos temperatura 90º , velocidad 2 1/2, hasta que espese, depende de lo fría que esté la leche. Dejamos girar unos segundos sin temperatura. Le puedes añadir un poco de ralladura de limón a la leche.

Para terminar echamos las natillas en el cuenco de las yemas batidas y removemos para integrarlas bien y a continuación añadimos las claras montadas de forma envolvente, lo vertemos en el molde, tapamos con papel transparente y al congelador. Mejor de un día para otro.





jueves, 22 de septiembre de 2016

Hamburguesas de caballa

El pescado azul es salud para el corazón... y para el bolsillo. Un binomio irresistible. Este es el caso de la archiconocida caballa, de sabor excelente y textura prieta, que se presta a un sin fin de preparaciones.
La grasa que nos aporta el pescado azul es altamente beneficiosa, ayuda a controlar el colesterol y mejora la circulación sanguínea.
Precisamente la cantidad de grasa que contiene el pescado influye en su coloración, así la mayoría de los pescados grasos presenta un color externo azulado.
Estas hamburguesas a la plancha son deliciosas y saludables. Las acompañé sobre rebanadas de pan con un poco de lechuga y mayonesa al pimentón.





El pescado debe estar muy fresco, con olor a mar.
Ingredientes:
  • 4 caballas medianas
  • 1/2 cebolla tierna ( de las dulces)
  • 1 diente de ajo
  • Perejil
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de pan rallado
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Pimienta
  • Sal
1 . Quitamos las espinas de los lados, de un solo corte con un cuchillo bien afilado.. Antes hemos pedido a nuestro pescadero que nos quite la espina central y nos deje la caballa en dos lomos.
Cortamos fino  la carne de los lomos ya libres de espinas.

2 . Ponemos en un bol el pescado, la cebolla y el ajo muy picaditos, el huevo sin batir, el pan rallado, sal y pimienta.
Mezclamos y formamos las hamburguesas con ayuda de un aro, un vaso o las redondeas con las manos y luego aplastas un poco.

3 . Asamos a la plancha en sartén con unas gotas de aceite.
Servimos sobre rebanadas de pan con algo de lechuga.

¡Listo!
Para que un pescado sea considerado "azul", debe contener mas de un 5% de grasa, mientras que los pescados "blancos" suelen contener un 2%.
Bibliografia:
*Super-Alimentos, Recetas para tu salud,(Sergio Fernández)
*Dieta contra el envejecimiento.


lunes, 19 de septiembre de 2016

Bizcocho de ciruelas

Aprovechando la temporada quiero estrenar otoño con un bizcocho de ciruelas rojas y maduras. El bizcocho de ciruelas se queda impregnado del jugo de esta deliciosa fruta con ese punto de acidez y dulzor característicos, que la hace tan especial. Las ciruelas quedan casi cubiertas por el bizcocho que aprovecha los huecos para subir y envolverlas. El resultado es genial y si lo acompañamos con crema pastelera o natillas ......¡no sabes lo que te espera!










Ingredientes:
  • 1/2 k de ciruelas rojas
  • 3 huevos grandes
  • 130 g de azúcar
  • 170 g de -harina de repostería+1 sobre de Flanín El Niño-(pesamos todo junto)-
  • 100 g de aceite de girasol 
  • 1 sobre de levadura
  • 1 chorrito de vino dulce
  • Pizca de sal
1 . Precalentamos el horno a 180º- calor arriba y abajo.
Cortamos las ciruelas a gajos con piel.
Si te parecen algo ácidas las espolvoreas con azúcar.


2 . Separamos las claras de las yemas.
Batimos las yemas con el azúcar hasta que quede una crema blanca.
Añadimos la harina y la levadura tamizadas y el aceite( reservamos un poco para el molde).
Batimos hasta integrarlo todo.


Agregamos las claras montadas a punto de nieve. Las montamos con una pizca de sal para un resultado mas firme.
Mezclamos de forma envolvente.


3 . Vertemos el preparado en un molde, desmontable o de cristal, untado de aceite de girasol y espolvoreado con harina.
Disponemos las ciruelas, todas las que quepan acabalgadas, que ya se encarga el bizcocho de subir y buscar huecos. 
Introducimos en el horno durante 30 minutos, 180º, calor arriba y abajo. Vigila tu horno. Pincha con un palillo y si no sale seco, hornea 5 minutos mas a 170º,

¡Listo!

*La ciruela es una fruta de verano con excelentes propiedades. Tiene la virtud de mejorar el tránsito intestinal, lo que la convierte en un poderoso aliado contra el estreñimiento, ayudando a regular las digestiones.
*Hasta octubre podemos encontrar ciruelas de temporada y cuando falten, podemos sustituir la fruta del bizcocho por melocotones, nectarinas o manzanas.



lunes, 12 de septiembre de 2016

Calamares rellenos en su tinta

Esta receta es de calamares pequeños y rellenos "de si mismos", es decir de los tentáculos y aletas. Resultan ligeros y es un plato para el paladar mas exigente. Puse dos por persona  porque... no eran tan pequeños. Los serví acompañados de arroz cocido salteado con un diente de ajo. Están riquísimos y no tienen tanto trabajo....solo que hay que limpiar los calamares para sacarles su tinta. No es para tanto y la recompensa es mucha. 























Ingredientes para 4 personas:
  • 8-10 calamares medianos
Para el relleno:
  • Tentáculos y aletas muy picaditos
  • 1 cebolla grande
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 2 cucharadas rasas de arroz crudo
  • Sal.
Para la salsa:
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo, 
  • 1 pimiento verde
  • 1 cucharada de pimentón 
  • 1 vaso grande de vino
  • 2 vasos de agua
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Sal y pimienta.

Preparación de los calamares:

1 . Limpiamos muy bien los calamares tirando de los tentáculos, sacamos la tinta con cuidado y la dejaremos en espera.
Enjuagamos muy bien por dentro para que no tengan arena. Sacamos la pluma transparente y la desechamos.
Cortamos finamente los tentáculos y las aletas.




2 . Pochamos la cebolla y el ajo, muy picaditos en una sartén con un poco de aceite y una vez que esté tierna la cebolla y haya tomado color, agregamos los tentáculos picados y sal. 
Freímos durante 15 minutos hasta que estén tiernos. Agregamos dos cucharadas rasas de arroz crudo. Probar y rectificar. Quedan oscuros como en la foto.
Rellenamos los calamares repartiendo esta mezcla, sin llenarlos mucho. Cerramos con un palillo.
Salteamos los calamares en la misma sartén con unas gotas de aceite. Los dejamos en espera.


Preparación de la salsa:

1 . En una cacerola ancha con muy poco aceite, freímos la cebolla, los 2 dientes de ajo y el pimiento verde picados. Sal y pimienta.
Pochamos durante 25-30 minutos, aproximadamente, a fuego lento.
Agregamos el pimentón (o tomate triturado), después el vino y reducimos un poco.
Incorporamos el agua y las tintas reservadas.
Cocemos durante 20 minutos y rectificamos de sal. 
Trituramos la salsa. Si la quieres aún mas fina la cuelas. Yo la dejé solo triturada sin colar, con todo el sabor.


2 . Introducimos los calamares con el juguito que hayan soltado y cocemos a fuego lento unos 25 minutos o hasta que estén tiernos. La salsa que queda espesa y suculenta..... y por supuesto, negra y brillante.

                                                                ¡Listo!
                          Para servir quitamos el palillo y regamos con la salsa.



"Oído cocina":
-Martín Berasategui (chipirones)
-Arguiñano (chipirones)


lunes, 5 de septiembre de 2016

Tarta crema de limón

Esta tarta no necesita ingredientes exóticos ni costosos y siempre tiene el éxito asegurado. Es mucho mas fácil de lo que parece. Se conoce como lemon pie, o pie de limón y hay muchas versiones, tantos como gustos ....y ya se sabe...Generalmente lleva una base de masa, crema de limón y merengue encima, sin embargo esta  vez le he puesto una base de galletas, una rica crema de limón y encima merengue gratinado. Absolutamente rica.
Ingredientes:
  • Zumo de 2-3 limones (según tamaño) completando con agua hasta llenar un vaso
  • Ralladura de 1 limón
  • 160 g de azúcar (o al gusto)
  • 2 cucharadas de Flanín El Niño colmadas ( o Maizena)
  • 1/2 vaso de agua mineral
  • 50-60 g de mantequilla
  • 4 huevos
  • Base de galletas: 200 g de galletas, 70 g de mantequilla
El tamaño de los vasos es de los de agua.
1 . Preparamos la base triturando las galletas y agregando la mantequilla derretida. Mezclamos bien ponemos la base en un molde desmontable forrado con papel de hornear. A veces la pongo en molde de cristal desde el primer momento.
También puedes poner masa quebrada de paquete, solo tienes que enmantequillar el molde y acondicionar la masa recortando los bordes.


2 .Exprimimos el zumo de los limones, lo echamos en un vaso y completamos con agua hasta llenarlo. Tamaño de los de agua.

                 
Ponemos, en un cazo al fuego, el medio vaso de agua, el azúcar, la mantequilla, la ralladura de limón y el zumo de limón del vaso anterior. Cocemos a fuego lento hasta derretir la mantequilla y el azúcar.

Batimos  muy bien 2 huevos enteros y 2 yemas, el Flanín (o Maizena) y lo agregamos al cazo removiendo continuamente hasta que espese. Siempre a fuego lento. Con Flanín queda excelente.
Las dos claras que nos sobran son para el merengue.

Vertemos la crema encima de la base de galletas. Dejamos en espera.




Hacemos el merengue, con las dos claras que nos ha sobrado, batiendo a punto de nieve con varillas, agregamos una pizca de sal y unas gotas de zumo de limón. Agregamos dos cucharadas de azúcar y seguimos batiendo hasta que queden firmes.


Decoramos con montoncitos de merengue con ayuda de una cuchara.

Gratinamos en el horno hasta que se dore un poco.
¡Lista!