sábado, 22 de octubre de 2016

Bacalao sancochado

El pescado es plato preferido en casa y especialmente el bacalao, que dicho sea de paso no necesita mucho para desplegar sus encantos. Es un pescado que gusta de recetas fáciles y sin complicaciones, donde se aprecie su gran sabor y textura.
Me gusta desalado pero, llegados al caso, al fresco también  le hago un guiño porque funciona en muchas recetas...aunque debo reconocer que no es lo mismo.
En esta sencilla receta el bacalao se potencia con " la rica salsa canaria", mojo picón rojo. De fábula.




                              Solo hay que regarlo con la salsa a tu gusto.

No hay que confundirlo con el tradicional Sancocho Canario que lleva batata, gofio y, en vez de bacalao, cherne un pescado de gran tamaño y carne prieta. Esta receta está inspirada en él y el término sancochar se refiere a cocer en agua.

Ingredientes: 4 personas

  • 1 trozo de bacalao por persona ( o al gusto)
  • 1 patata grande por persona (o al gusto)
  • 1 cebolla
  • 1 hoja de laurel
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Sal
  • Salsa mojo picón rojo
Para la salsa mojo picón rojo:
  • 1 guindilla (utilicé una guindilla fresca que tengo en una maceta)
  • 3 dientes de ajo
  • 1/2 cucharada de comino molido
  • 1 cucharada de pimentón
  • 1/2 vaso de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de vinagre
  • Un cacillo de agua de cocer el pescado
  • Sal
1 . Escurrir el bacalao después de haberlo tenido en remojo 2 días cambiando el agua cada 10-12 horas. 
También puedes optar por bacalao fresco.

2 . Cocer las patatas en rodajas y la cebolla cortadas en dos o tres trozos, en una cacerola con agua y la hoja de laurel. Algo de sal.
3 . Agregar el bacalao y cuando esté cocido lo apartamos en una fuente.
4 . La salsa:
En batidora triturar los ingredientes de la salsa menos el cacillo del caldo de cocer el pescado, que lo añadimos después. Ahora sí, removemos todo y probamos. ¡Vaya salsa!
Cuando se remueve se ve el rojo de la salsa como en el plato.


5 . Montamos el plato:
Poner la base de patatas y si es de tu gusto algo de cebolla, encima el bacalao.
Regar con la salsa.
¡Listo!


miércoles, 12 de octubre de 2016

Solomillo ibérico con mostaza y limón

Este solomillo, no se si por arte de magia o por una buena conjunción de sus elementos, resulta absolutamente tierno y jugoso y con un sabor para disfrutar. 
Lo interesante es que ninguno de sus ingredientes tiene protagonismo absoluto, sino que resulta un maridaje bien avenido, donde cada cual da lo mejor de si mismo. ¡Como debe ser....la vida misma!
Ingredientes:
  • 2 solomillos 
  • 3 cucharadas soperas de mostaza
  • 2 cucharadas soperas de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 3 dientes de ajo
  • Perejil
  • 1/2 vaso de vino blanco (tamaño de los de agua)
  • Zumo de 1/2 limón
  • Sal
  • Pimienta
1 . Precalentar el horno a 200º C.
2 . Salpimentar los solomillos generosamente y dorar, por todos sus lados, en sartén con unas gotas de aceite de Oliva. Así permitimos que su interior quede tierno.
3 . Machacar los ajos y el perejil,
Añadir la mostaza, el zumo de limón y el aceite (también puedes batir todos los ingredientes).
Poner los solomillos en una bandeja para horno.
Embadurnar los solomillos con el preparado y añadir el vino en el fondo de la bandeja, no por encima.
4 . Introducir en el horno durante 20 minutos. Si lo deseas mas hecho le das 5 minutos mas.
Dejar enfriar un poco y cortar.
Servir y regar con la salsa. 
Lo puedes acompañar con lo que quieras...patatas hervidas, verduritas....
¡Listo!
                                ¡Solo regado  con su salsa queda bueno, buenísimo!


martes, 11 de octubre de 2016

Menestra de verduras con jamón serrano

Es un plato a base de verduras frescas que podemos ir cambiando según la temporada, pero aunque todavía no es tiempo de alcauciles, no he dudado en utilizar un bote de esta maravillosa verdura (flor).
En contra de lo que pueda parecer comer verduras no es aburrido, sorprende los sabores por separado, las diferentes texturas y la riquísima salsa. Le he añadido jamón en lonchitas que le aporta un gran sabor. Un plato muy rico y saludable. De lujo.



Ingredientes:

  • 400 g de judías verdes
  • 2 zanahorias
  • 3 pencas de acelgas con tallo grueso
  • 1 brócoli
  • 1 bote de alcachofas pequeñas
  • 1 cebolla 
  • 2-3 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de harina ( para celiacos harina de garbanzo)
  • Caldo de cocer las judías mas un chorrito de vino blanco
  • Jamón serrano en lonchitas
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Sal 
  • Huevo y harina para rebozar
1 . Cortamos las verduras y las cocemos por separado en agua con sal.
En el caso de las acelgas cocemos los tallos troceados aparte de la hoja porque tienen distinto grado de cocción. ¡Ya tenemos las verduritas cocidas!
Guardamos el caldo de cocer las judías con las zanahorias, que cuecen juntas.
Dejamos aparte las hojas de acelga y el brócoli. Como en la foto.


2 . En una cazuela ponemos un fondo de aceite de oliva y rehogamos la cebolla picada y los ajitos. Pizca de sal porque el jamón aporta.
Añadimos el jamón en lonchas y las dos cucharadas de harina. Removemos y agregamos el caldo de las judías, un chorrito de vino, y seguimos removiendo hasta que espese. 


3 . Incorporamos las judías con las zanahorias, los tallos de acelga y las alcauciles.
Removemos y probamos de sal. No queda caldosa sino con una salsa espesita y con mucho sabor.


4. Hacemos unas bolitas con las acelgas y rebozamos en harina y huevo.
Rebozamos también los ramitos de brócoli.
Incorporamos ambos a la menestra o al momento de servir el plato.


¡Listo!
¡Espero que os guste!
La idea de hacer bolitas de acelgas la vi en una receta de menestra de Carlos Arguiñano y me gustó porque no llevan nada de aliño, solo cocidas y rebozadas.

martes, 4 de octubre de 2016

Garbanzos con acelgas ( o espinacas)

De vez en cuando hay que comer garbanzos por gusto y por salud. Y es que un buen potaje hecho con mimo no tiene parangón. Los garbanzos aportan una buena dosis de fibra, vitaminas y minerales. Esta receta la aprendí de mi madre, con verdura y algunas especias. Contundente pero a la vez ligero. Sin carne.
Con el tiempo he aprendido ha utilizar otras especias que no conocía, como la cúrcuma, con ella le doy un toque de sabor, color y salud, que nos viene de maravilla por sus excelentes propiedades. Acompañé el plato con unos pimientos pequeños de Padrón fritos aparte.




Ingredientes:

  • 1 buen puñado de garbanzos por persona
  • 300-400 g de acelgas o espinacas ya limpias (compré un paquete)
  • 1 cebolla (mas media para cocer los garbanzos)
  • 2 dientes de ajo (mas otros  2 para cocer los garbanzos)
  • 1 tomate maduro
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 1 hoja de laurel
  • Un poco de cúrcuma (en bote de especiero)
  • Una pizca de comino
  • 1 cucharadita de pimentón
  • Pimienta
  • Sal
Los garbanzos también los podemos usar de bote, muy bien enjuagados para quitar el sabor de los conservantes y la gelatina que los cubre.


1 . Ponemos los garbanzos en remojo 8 horas mínimo.
Cocemos en olla exprés con un trozo de cebolla 2 dientes de ajo enteros, laurel y agua que los cubra. En 30-35 minutos están listos. Algo de sal.
2 . Enjuagamos las acelgas o espinacas y las escaldamos en agua hirviendo. Cuestión de 1 minuto, y las agregamos a los garbanzos.
Cocemos a fuego lento hasta que estén tiernas.

3 . Hacemos el refrito: Esto es lo que le va a dar el delicioso sabor al potaje.

Ponemos en una sartén un poco de aceite de oliva y echamos la cebolla y el ajo picados hasta que estén fritos pero sin que se doren.
Agregamos el tomate pelado y casi triturado hasta que esté frito.
Añadimos el pimentón  y el comino.

Este refrito lo echamos en la olla, una vez que las acelgas estén tiernas, y le ponemos un poco de cúrcuma, pimienta molida y sal. Mejor poca sal...o al gusto.
Dejamos hervir un poco para integrar los sabores y está terminado.
Dejar reposar antes de servir. Mejor de un día para otro. Con el caldo de los garbanzos y todo este aderezo resulta algo rico de verdad.
¡Listo!