viernes, 31 de marzo de 2017

Bizcocho básico muy esponjoso

Este bizcocho sale siempre bien y es muy fácil, además tiene un color que alimenta y una textura como de nube....bueno, quiero decir ligera y esponjosa... y muy aromático.
Está inspirado en los bizcochos "cuatro cuartos" de toda la vida y en una receta de Anna pero con las modificaciones a mi gusto. En tres pasos lo tienes listo y con truquillos que funcionan. El toque de color lo proporciona el sobre de Flanín "El Niño ", o Potax de la marca Maizena que añado a la harina, así como un ligero sabor a vainilla. Este truco lo aprendí hace muchos años porque se lo echaba a la masa de mis Roscos de naranja y comprobé que con el bizcocho se obtiene un magnífico resultado. 
Ingredientes:
  • 4 huevos (M a temperatura ambiente)
  • 200 g de harina con 1 sobre de Fanín "El Niño" (incluido en los 200 g, no aparte)
  • 1 cucharadita de levadura Royal (8-10 gramos como mucho, no más)
  • 150 g de azúcar 
  • Pizca de sal
  • Unas gotas de limón y ralladura sin la parte blanca
  • 60 ml de zumo de naranja y aceite de oliva virgen extra a partes iguales

Este es un vaso tamaño de los de agua con el zumo de naranja y el aceite de oliva, en total unos 60 ml.
La temperatura del horno es de 170º, calor arriba y abajo sin ventilador, así el bizcocho sube sin dorarse en exceso. 
Antes de empezar encendemos el horno y tenemos a mano los ingredientes.
Preparamos el molde (20-22 cm) con papel de hornear en la base y untado con aceite de girasol por todos lados con pinceladas hacia arriba . No le pongas harina porque frenaría la subida.
Recomiendo incorporar el flanín a la harina porque le da un sabor y color excelentes.

1 . Separamos las claras de las yemas.
2 . Montamos primero las claras con varillas eléctricas, le ponemos una pizca de sal, batimos un poco y agregamos unas gotas de zumo de limón. Seguimos batiendo y, cuando estén firmes, añadimos la mitad del azúcar y seguimos batiendo hasta que se haga el merengue. Un poco de paciencia.
Este paso es fundamental porque así el bizcocho sube mucho. Dejamos en espera.
Batimos las yemas junto con el resto del azúcar y el aceite con el zumo de naranja, usando las varillas de montar las claras. Debe doblar el volumen y quedar cremosa y blanquecina.
3 . Agregamos, la harina tamizada junto con el flanín y la levadura y mezclamos bien con movimientos envolventes. Queda una crema pastosa y consistente. Ahora es el momento de agregar la ralladura de limón si te gusta.
Incorporamos, a esa crema, el merengue poco a poco. La crema adquiere una maravillosa textura y un rico aroma.
Vertemos la crema en el molde y al horno 50 minutos, 170º, calor arriba y abajo sin ventilador. Posición media baja, mas o menos en el segundo riel del horno.
No abrimos el horno hasta pasados al menos 45 minutos y comprobamos con la mano la parte de arriba, sin pinchar, si está algo líquida le dejamos 5 minutos más, si está consistente lo podemos sacar. Tu conoces tu horno....
A mi me gusta dejarlo unos instantes en la puerta del horno y luego a la encimera hasta que se enfríe un poco y desmoldar sin problemas. Sale perfecto porque no se agarra, pero de todas formas comprueba si está despegado antes de desmoldar.
¡Listo!
Para hacer el bizcocho mas grande las proporciones son 50 g de harina por cada huevo y 15 ml de líquido por cada huevo (Anna). Yo no le hecho la misma cantidad de azúcar que de harina, a veces la mitad, pero no menos porque la textura no seria la misma. Si te gusta mas dulce, pero saludable, puedes incorporar estevia o un edulcorante de tu preferencia.
Dejo la dirección de Anna por si quereis visitarlo.    http://www.annarecetasfaciles.com/
El bizcocho "cuatro cuartos" es tradicional y siempre da ideas para los bizcochos aunque no sean exactammente iguales (Simone Ortega 1001 recetas de cocina).

viernes, 24 de marzo de 2017

Estofado de solomillo con hortalizas (alcachofas, zanahorias, patatas)

El resultado de este tradicional plato es una carne muy tierna y jugosa con las hortalizas en su punto. He utilizado alcahuciles (alcachofas), zanahorias y patatas a trozos grandes en una rica salsa espesita y untuosa donde la cebolla tiene mucho que ver. Un plato sin complicaciones y tierno en 25 minutos.


Ingredientes:
  • 2 solomillos de ibérico
  • 6 alcahuciles grandes
  • 3 zanahorias
  • 5 patatas medianas
  • 1 cebolla grande 
  • 3 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 hoja de laurel
  • Pimienta negra
  • 1 vaso de caldo
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Sal
1 . Salpimentar los solomillos y dorar por todos sus lados en aceite de oliva.
Apartar y dejar en espera.
2 . Pochar en ese mismo aceite la cebolla y ajos muy picados.

Introducir los solomillos y las verduras troceadas gruesas.
A las alcahuciles le quitamos la punta, las hojas mas duras y las partimos por la mitad o a cuartos . Frotar con limón para que no se oxiden y así evitar que se pongan oscuras.

Añadir el laurel, el vino y el caldo y hervir para que se evapore el alcohol. Cocer 25 minutos en olla exprés a fuego medio. Rectificar de sal.
¡Listo!

jueves, 23 de marzo de 2017

Pollo con habas enzapatás (cocina de Huelva)

Las habas enzapatás las asocio, inevitablemente, a tertulias de amigos compartiendo una caña o un vino, a conversación y alegría. Es un plato de la tradición onubense que tomamos como aperitivo o entrante. Un plato entrañable, que esta vez van a acompañar un pollo para darle su rico e inconfundible sabor. Las habas deben ser gorditas y no cocer demasiado para que queden jugosas.
Mientras se hacen las habas enzapatás, cocinamos el pollo en una cazuela. Para acompañar este pollo he utilizado un kilo de habas, pero puedes doblar la cantidad y tenerlas también para picar. 









Ingredientes: 

  • 1 pollo troceado
  • 1 cebolla grande
  • 5 dientes de ajo
  • 1/2 cucharadita de tomillo
  • 1 hoja de laurel 
  • 1 vaso de vino blanco del Condado
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Sal y pimienta
Para las habas enzapatas:
  • 1 k de habas
  • 4 ramas de poleo fresco 
  • 1 rama de hierbabuena (opcional)
  • 1 ajo fresco
  • Sal 
  • Agua
  • Un poco de zumo de limón (1/2 limón)
En algunos pueblos de Huelva le ponen cilantro o prescinden de la hierbabuena.

1 . Desgranar las habas sacándola de la vaina, pero dejando la piel.
Hervir agua en una olla junto con el poleo, hierbabuena, ajo fresco, sal y algo de limón.
Echar las habas y cocer hasta que estén tiernas, 10 minutos aproximadamente, (depende de las habas). 
Apartar en un escurridor las que vayas a utilizar para el pollo y las refrescas bajo el grifo, 
esto hace que tomen un bonito color por dentro. Reservar.
Las demás se dejan en el agua para posteriormente usarlas de aperitivo, calientes o frías....
2 . Dorar los trozos de pollo salpimentados en una cazuela con aceite de oliva, por tandas y reservar.
Freír en ese mismo aceite la cebolla picada y 4 dientes de ajo fileteados. 
Machacar 1 diente de ajo con el tomillo y añadir a la cazuela.
Remover y agregar el pollo, el vino y la hoja de laurel. 
Añadir un cacillo del caldo de las habas (recuerda que este ya tiene sal).
Cocer hasta que esté tierno y la salsa muy hecha. Rectificar de sal a nuestro gusto.

3 . Servir el pollo con su salsa y las habas peladas por encima.
Yo lo acompañe de Salmorejo. 
¡Listo!


viernes, 17 de marzo de 2017

Atún a la naranja

El atún con naranja, que por cierto ahora las naranjas están de temporada, se ha convertido en uno de mis platos favoritos, no lo había hecho nunca así y mira que en Huelva tenemos a mano los dos en cantidad y calidad. Bueno pues simplemente que está riquísimo y merece probarlo. Fácil y rápido.
Ingredientes:

  • 4 filetes de atún
  • 1 vaso de zumo de naranja
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1 cucharadita de tomillo
  • 1 hoja de laurel
  • Pimienta negra
  • Azafrán o cúrcuma
  • Sal
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
1 . Poner un poco de aceite en una sartén grande, calentar y pasar los filetes de atún vuelta y vuelta. Apartar.



2 . Rehogar en ese mismo aceite la cebolla y los ajos muy picados. Sal.
Añadir tomillo, laurel, el vino y el zumo de naranja.
Hervir hasta que la salsa espese. Rectificar de sal.
Introducir el atún con el jugo que haya soltado y mover la cacerola para que se mezcle bien con la salsa de naranja, dar un hervor y apartar.
La salsa debe quedar espesa.
¡Listo!

Si lo prefieres, antes de introducir el atún la puedes triturar y queda una salsa fina con un maravilloso color.

viernes, 10 de marzo de 2017

Chocos en salsa al estilo de la Ría

Chocos tiernos y jugosos guisados en una rica salsa, con sabor tradicional de Huelva, gracias a la forma de combinar las especias, esas que nunca faltan en nuestra despensa, el vino y el toque que le da el majado. Pura tradición.






















Ingredientes:

  • 1 choco grande (1 k y 1/2)
  • 1 cebolla grande
  • 3 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco (tamaño de los de agua)
  • 1 vaso de agua o caldo (tamaño de los de agua)
  • 1 hoja de laurel
  • 1/2 cucharadita de comino (la punta de la cuchara)
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce
  • Azafrán (o Cúrcuma)
  • Pimienta negra
  • Sal
  •  Aceite de Oliva Virgen Extra
Majado: 1-2 dientes de ajo, 1 rebanadita de pan y 1 cucharada sopera de vinagre de vino

1 . Freír ligeramente en una cazuela, con aceite de oliva, los ingredientes del majado, es decir, pan y ajos.
Apartar en un mortero, agregar la cucharada de vinagre, machacar y dejar en espera.
2 . Picar fino la cebolla y los 3 dientes de ajo restantes y pochar en ese mismo aceite. Algo de sal.
Agregar el choco troceado, las especias y el vino. Dejar evaporar el vino unos minutos.
Incorporar el vaso de caldo y tapar con tapadera. Rectificar de sal, teniendo en cuenta que el caldo ya lleva.
Cocer a fuego medio-lento aproximadamente 40 minutos porque este choco es grueso, o hasta que esté tierno y la salsa reducida. La salsa queda espesa y muy aromática.
Probar y rectificar de sal y especias al gusto.
Incorporar el majado, remover un poco y hervir unos instantes, para dar el último toque.

¡Listo!


jueves, 2 de marzo de 2017

Pollo con mandarinas

Este pollo tiene un sabor intenso, fruto de la fusión de ingredientes tan conocidos como mandarinas con su piel, tomillo, ajo, vino, tomillo, pimienta negra,.....que aportan un toque muy particular y absolutamente rico.

Ingredientes:
  • 3 contramuslos de pollo (o dos contramuslos y media pechuga) con piel y huesos
  • 1 vaso de zumo de mandarina (o clementinas)
  • 2-3 mandarinas a rodajas con piel
  • 1 cucharada de miel (o azúcar morena, o sirope de arce)
  • 1 vaso de vino blanco
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de tomillo
  • Pimienta negra (o popurrí de pimientas al gusto)
  • 3 cebollas
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Sal
1 . Ponemos  en una fuente de cristal el vaso de zumo, el vaso de vino, la cucharadita de tomillo, los 3 dientes de ajo machacados, sal y pimienta.
Introducimos los trozos de pollo y mezclamos bien con los ingredientes del marinado y alrededor las rodajas de mandarina. Los dejamos macerar mínimo una hora.
2 . Sacamos y escurrimos el pollo y lo sellamos en una cazuela, que pueda ir al horno, con un poco de aceite de oliva. 
Sacamos el pollo y reservamos.
Freímos la cebolla picada en ese mismo aceite, si hace falta ponemos más aceite.

Una vez frita la cebolla volvemos a introducir el pollo y el marinado y cocemos 20 minutos moviendo la cazuela de vez en cuando, no hace falta volver el pollo. Probar de sal.
3 . Incorporar  las rodajas de mandarina rociadas con azúcar morena o miel, o sirope de arce si no quieres azúcar. 
Se puede dejar cocer tapado, tal cual, otros 15-20 minutos al fuego, pero yo metí la cazuela en el horno a 190º calor arriba y abajo. Le da un punto dorado extraordinario y la salsa queda reducida. 
¡Listo!
                                        Lo acompañé con patatas cocidas al vapor.