miércoles, 19 de abril de 2017

Judias blancas con atún fresco

Las legumbres son muy nutritivas y con poco tienes una comida muy buena. Son fuente de salud y sabor excelentes, combinan bien con aquello que mas te gusta, sea carne, pescado o marisco y además resultan baratas y fáciles de preparar. Lo único que las puede encarecer es el acompañamiento que elijamos.
 Estas judías blancas ( alubias, chícharos, fabes) van con atún, que a lo mejor no es demasiado corriente, pero resulta un plato donde ambos ingredientes se respetan y dan lo mejor de si mismos. 
Si no dispones de tiempo puedes utilizar judías de bote y listo.
Ingredientes:
  • 400 g de judías
  • 500 g de atún fresco en tacos o filetitos
  • 1 cebolla y media
  • 3 dientes de ajo
  • 1 zanahoria
  • 1vasito de vino blanco o manzanilla
  • 1 hoja de laurel
  • Pimienta negra
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Sal
*Yo puse las judías blancas (sin remojar) a cocer con 1 hoja de laurel y 1/2 cebolla, en agua que las cubra. Cada vez que rompe el hervor se añade agua fría para "asustarlas", así se ponen tiernas sin perder la piel.
Si previamente se ponen en remojo (8-10 horas), se acorta el tiempo de cocción. La sal al final.

*Opcionalmente también le podemos añadir un majado con 1 diente de ajo pequeño y una pizca de comino, o de orégano. La hierba la eliges tú.

1 . Cocer las judías en una olla con agua fría que las cubra, laurel y media cebolla. Cuando estén tiernas apartar y reservar. Deben quedar con caldo pero no demasiado. Sal.
2 . Sellar o freír ligeramente los tacos de atún con aceite de oliva y algo de sal. Reservar.
3 . Rehogar, en ese mismo aceite, la cebolla, dos dientes de ajo y la zanahoria. Todo muy picado. Sal con moderación. Si tapamos con tapadera se ponen tiernas antes.
Añadir la cucharadita de pimentón, un poco de caldo de las judías, un chorreón de vino blanco y pimienta.
Hervir a fuego muy lento hasta que las zanahorias estén tiernas. Es cuestión de minutos. 
Opcionalmente también le podemos añadir un majado con 1 diente de ajo pequeño y una pizca de comino, o de orégano. La hierba la eliges tú. Esto le da un plus de sabor.
Agregar a esta cazuela las judías y el atún reservados, remover agarrando las asas de la cazuela con movimientos circulares para no romper las judías. Hervir 1 minuto para integrar los sabores y listo. 
¡Listo!



martes, 4 de abril de 2017

Torta de pascua con almendras y canela (sin huevo)

Una torta tradicional con mucho sabor y pocos ingredientes: harina con o sin gluten, aceite y leche. Las  almendras y canela van por encima no solo de adorno, sino para aportarle un rico sabor.
Es una torta, no un bizcocho, por lo cual el molde debe ser lo bastante amplio para que la masa quede muy extendida y el resultado sea una torta con poco grosor pero suave y esponjosa.
Esta receta es de mi amiga María Rubiales, una mujer con sabiduría que le gustan las cosas auténticas y sencillas para disfrutar de la vida. 
 Esta torta tiene como medida tipo un vaso, según el tamaño que elijas así saldrá de grande la torta.
Yo  la he hecho con distintas medidas: vaso tamaño de los de agua (200-250 ml) o pequeño (100 ml). 
La receta de la foto es con el vaso de 100 ml y salió buenísima.



Ingredientes:
  • 2 vasos de leche entera (o leche vegetal)
  • 1 y 1/2 vasos de azúcar
  • 2 vasos y 1/2 de harina
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 vaso de aceite
  • 1/2 sobre de levadura (1 cucharadita colmada=8-10 gr)
  • Cáscara de limón y ajonjolí, o anís en grano, para aromatizar el aceite
  • Ralladura de limón (opcional)
  • Almendras peladas
Para el vaso grande le pones un sobre de levadura y alarga el tiempo de horno. Solo hay que pinchar para saber si está hecha. Mejor utilizar un molde amplio, incluso la bandeja del horno cubierta de papel de hornear.

1 . Calentar el aceite y freír la cáscara de limón y el anís en grano para aromatizar el aceite. Dejar enfriar y colar.
2 . Mezclar en un bol la harina tamizada con la levadura, la canela y una pizca de sal.
Agregar la leche.
Batir todos ingredientes con batidora y una vez bien batidos agregar el aceite y batir un poco mas. Este es el momento de añadir la ralladura de limón (opcional).

Verter en un molde de 28 cm desmontable y forrado con papel de hornear. Se despegará facilmente la torta. 
Decorar con un puñado de almendras peladas  y meter en horno precalentado a 175º, calor arriba y abajo, 30 minutos. Comprueba que está hecha con un palillo, si no, deja 5 minutos más.
Sacar del horno y espolvorear con azúcar y canela y gratinar 3 minutos, con cuidado que no se pase. Queda así terminada.






















¡Listo!