viernes, 4 de mayo de 2018

Croquetas de chocos de Huelva (casera, sin leche)

Las croquetas de chocos no podían faltar y más aquí en Huelva, por algo nos llaman "choqueros" a los onubenses. Los chocos de nuestras costas son excelentes y Huelva tiene un amplio repertorio gastronómico con el choco como protagonista. 
Las croquetas ya sabemos que se hacen, generalmente, para aprovechar lo que nos ha sobrado que suelen ser pequeñas cantidades que no solucionan un menú, pero que haciendo croquetas cunden mucho y hacen las delicias de quien las prueba.
Sin embargo, como las hago a menudo compro un choco expresamente para hacerlas. Con uno de 1/2 kilo tengo suficiente y a veces le pongo algunas gambas o un poco de merluza si resultara insuficiente. Pero eso es al gusto.
Las de hoy solo choco, lo he troceado y cocido, reduce el volumen porque los chocos contienen  mucha agua y el caldo lo he utilizado para hacer la bechamel. El resultado es mas coherente con el sabor que pretendemos, muy sabroso y saludable.
Redondas o alargadas...lo importante es el sabor. Jugosas y crujientes por fuera.

Acompaño las croquetas con mostaza a la miel o mayonesa mezclada con mostaza.
En el mercado limpian y trocean los chocos de maravilla según los usos. 
Una vez cocido el choco se quedó en 250 gramos y salieron 34 croquetas de buen tamaño.

Ingredientes:

  • 250-300 g de choco ya cocido
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo (o 2, según tamaño)
  • 120 g de harina
  • 120 g de mitad aceite de oliva, mitad mantequilla 
  • 3/4 l de caldo de cocer el choco
  • Pizca de pimienta negra y nuez moscada
  • Sal
Rebozado:
  • Harina
  • 2 huevos batidos
  • Pan rallado con ajo y perejil (o cilantro)
  • Freír en aceite de girasol
1 . Cocer el choco troceado en una olla con agua que lo cubra. Agregar sal y un poco de caldo de verduras si tienes o un poco de vino.
Apartar cuando el choco esté tierno.
Sacar el choco y triturar. Dejar el caldo en espera. Debe haber unos 3/4 de litro de caldo (750 ml) para la bechamel. Puedes añadir un poco mas si es tu gusto.

2 . Poner en una sartén el aceite+mantequilla, la cebolla muy picada y el ajo también muy picado. Pochar hasta que estén tiernos y añadir la harina.
Freír la harina durante 1 minuto sin parar de remover. Esto hará que tenga mejor sabor y no se hagan grumos.

Añadir el choco triturado y remover para integrarlo.
Agregar el caldo que estará templado (poco a poco y sin dejar de remover), pimienta y nuez moscada. Probar de sal y especias y rectificar al gusto.

Continuar removiendo hasta que se vaya despegando de la sartén y al pasar la espátula se separe la masa como en la foto.
Apartar y dejar enfriar. Yo dejo enfriar la masa en la misma sartén en un lugar fresco y luego la paso a una bandeja. 

3 . Solo queda el rebozado:
Hacer porciones de masa con una cuchara y dar forma alargada o redonda.
Pasar por harina, huevo batido y pan rallado, en este orden. En este momento las puedes congelar si no vas a usar toda la masa.
Freír en un cazo con aceite de girasol que las cubra y así no se abren nunca. El aceite a fuego medio. Pongo un cazo porque se necesita menos aceite que en una sartén.
Apartar en papel absorbente para que queden secas y crujientes. No resisto la tentación de probar una....riquísima!!!
Las acompaño con un poco de mostaza a la miel o una mezcla de mostaza y mayonesa.
¡Listas!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar.