viernes, 31 de marzo de 2017

Bizcocho básico muy esponjoso

Este bizcocho sale siempre bien y es muy fácil, además tiene un color que alimenta y una textura como de nube....bueno, quiero decir ligera y esponjosa... y muy aromático.
Está inspirado en los bizcochos "cuatro cuartos" de toda la vida y en una receta de Anna pero con las modificaciones a mi gusto. En tres pasos lo tienes listo y con truquillos que funcionan. El toque de color lo proporciona el sobre de Flanín "El Niño ", o Potax de la marca Maizena que añado a la harina, así como un ligero sabor a vainilla. Este truco lo aprendí hace muchos años porque se lo echaba a la masa de mis Roscos de naranja y comprobé que con el bizcocho se obtiene un magnífico resultado. 
Ingredientes:
  • 4 huevos (M a temperatura ambiente)
  • 200 g de harina con 1 sobre de Fanín "El Niño" (incluido en los 200 g, no aparte)
  • 1 cucharadita de levadura Royal (8-10 gramos como mucho, no más)
  • 150 g de azúcar 
  • Pizca de sal
  • Unas gotas de limón y ralladura sin la parte blanca
  • 60 ml de zumo de naranja y aceite de oliva virgen extra a partes iguales

Este es un vaso tamaño de los de agua con el zumo de naranja y el aceite de oliva, en total unos 60 ml.
La temperatura del horno es de 170º, calor arriba y abajo sin ventilador, así el bizcocho sube sin dorarse en exceso. 
Antes de empezar encendemos el horno y tenemos a mano los ingredientes.
Preparamos el molde (20-22 cm) con papel de hornear en la base y untado con aceite de girasol por todos lados con pinceladas hacia arriba . No le pongas harina porque frenaría la subida.
Recomiendo incorporar el flanín a la harina porque le da un sabor y color excelentes.

1 . Separamos las claras de las yemas.
2 . Montamos primero las claras con varillas eléctricas, le ponemos una pizca de sal, batimos un poco y agregamos unas gotas de zumo de limón. Seguimos batiendo y, cuando estén firmes, añadimos la mitad del azúcar y seguimos batiendo hasta que se haga el merengue. Un poco de paciencia.
Este paso es fundamental porque así el bizcocho sube mucho. Dejamos en espera.
Batimos las yemas junto con el resto del azúcar y el aceite con el zumo de naranja, usando las varillas de montar las claras. Debe doblar el volumen y quedar cremosa y blanquecina.
3 . Agregamos, la harina tamizada junto con el flanín y la levadura y mezclamos bien con movimientos envolventes. Queda una crema pastosa y consistente. Ahora es el momento de agregar la ralladura de limón si te gusta.
Incorporamos, a esa crema, el merengue poco a poco. La crema adquiere una maravillosa textura y un rico aroma.
Vertemos la crema en el molde y al horno 50 minutos, 170º, calor arriba y abajo sin ventilador. Posición media baja, mas o menos en el segundo riel del horno.
No abrimos el horno hasta pasados al menos 45 minutos y comprobamos con la mano la parte de arriba, sin pinchar, si está algo líquida le dejamos 5 minutos más, si está consistente lo podemos sacar. Tu conoces tu horno....
A mi me gusta dejarlo unos instantes en la puerta del horno y luego a la encimera hasta que se enfríe un poco y desmoldar sin problemas. Sale perfecto porque no se agarra, pero de todas formas comprueba si está despegado antes de desmoldar.
¡Listo!
Para hacer el bizcocho mas grande las proporciones son 50 g de harina por cada huevo y 15 ml de líquido por cada huevo (Anna). Yo no le hecho la misma cantidad de azúcar que de harina, a veces la mitad, pero no menos porque la textura no seria la misma. Si te gusta mas dulce, pero saludable, puedes incorporar estevia o un edulcorante de tu preferencia.
Dejo la dirección de Anna por si quereis visitarlo.    http://www.annarecetasfaciles.com/
El bizcocho "cuatro cuartos" es tradicional y siempre da ideas para los bizcochos aunque no sean exactammente iguales (Simone Ortega 1001 recetas de cocina).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar.