martes, 2 de mayo de 2017

Buñuelos de calabacín y gambas (tortillitas)

Estos buñuelos o tortillitas son adictivos, están de vicio, crujientes por fuera y esponjosos por dentro y la mezcla de sabores todo un acierto. A veces también los hago sin gambas y añado mas calabacín a la mezcla, pero las gambas aportan su excelente sabor y no quiero perdermelo. Resulta un bocado exquisito.



Ingredientes:
  • 250 g de calabacín muy picado
  • 100- 150 g de gambas crudas peladas y picadas
  • 200 g de harina
  • 1/2 cucharadita de levadura  (8 gr)
  • 1 vaso de agua (aproximadamente)
  • 1/2 cebolla fresca
  • 3 dientes de ajo
  • 1 huevo
  • Perejil
  • Sal 
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
1 . Pelar las gambas. 
Quitar la piel parcialmente a los calabacines. A mi me gusta quitarle la piel a tiras y no pelarlos del todo.
Picar los dos ingredientes muy menuditos así como la cebolla, los ajos y el perejil.
Unir estos ingredientes en un solo bol.

2 . Añadir la harina junto con la levadura y el vaso de agua, de momento no entero porque la masa debe quedar espesa. Poner sal al gusto y algo de pimienta negra.
Remover con ayuda de una cuchara. Deben quedar espesas porque la yema y la clara, a punto de nieve, terminan de darle el punto.
Separar la clara de la yema del huevo.
Incorporar la yema a la masa. 
Montar la clara firme con una pizca de sal y agregarla también a la masa.
Remorver suavemente y comprobar el punto de sal.

3 . Freír en abundante aceite porque deben flotar.
Apartar sobre papel absorbente y servir.
¡Listos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar.