miércoles, 25 de octubre de 2017

Patatas en adobillo

Estas patatas las probamos en Andújar, donde tenemos buenos amigos. Me sorprendieron su extraordinario sabor y la sencillez del plato ¡ es que no se puede pedir mas! 
En Andújar las patatas en adobillo llevan huevo cuajado en la misma sartén, con más o menos caldo, según el gusto de quién las haga. Un plato que nos traslada a las raíces de nuestra gastronomía y se hace con poco... otro mérito que añadir. Como suele ocurrir, hay variantes de patatas en adobillo por casi toda Andalucía.
La receta viene de la mano de nuestro amigo Luis Beleña, un entusiasta de estas papas, pero quién borda el plato es su hermana Antonia, que cocina con mucha sabiduría.
Luis vive inmerso en su privilegiada atalaya del cerro Colodro, término de Marmolejo, punto geodésico en plena Sierra Morena y nos cuenta que estas papas se han hecho en su casa toda la vida.

Ingredientes: Para 4 personas
  • 2 patatas por persona
  • 1 huevo por persona
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de pimentón dulce (colmada)
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1/2 cucharadita de comino molido o al gusto
  • 1 cucharada sopera de vinagre de vino
  • 2 cucharadas de agua
  • Sal y pimienta
  • 1 hoja de laurel (opcional)
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
Se le puede agregar 1 guindilla (cayena) si te gusta con un toque picante.

1 . Pelar las patatas a rodajas no muy finas, salar y freír en sartén, con aceite de oliva, a fuego lento. No deben quedar doradas.
Apartar y reservar.


2 . Majar en un mortero los ajos (con un poco de sal para que no resbalen al machacar). Añadir el pimentón, orégano y comino.
Agregar el vinagre, 2 cucharadas de agua y remover.

3 . Quitar parte del aceite de freír las patatas y dejar un poco.
Incorporar las patatas reservadas y el majado. Remover con cuidado o mover la sartén. A mi me gusta que el majado toque antes el aceite porque potencia el sabor.


Cubrir con agua.
Remover moviendo la sartén, así las patatas no se partirán. Rectificar de sal.
Cocinar 20 minutos hasta que quede un poco de caldo. Lo puedes dejar más o menos caldoso. Al gusto.
Cuajar los huevos encima de las patatas. Se puede tapar la sartén para que se hagan antes, procurando que la yema quede líquida pues el huevo, aunque se aparte, sigue cuajando.

¡Listo!


                                           ¡Gracias Luis por pasarnos la receta!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar.