jueves, 14 de diciembre de 2017

Croquetas de berenjena (con base de queso de cabra y corona de albaricoques secos)

¡Vamos a liarla! La recompensa es que quien las pruebe diga "hummm" con estas croquetas vestidas de fiesta. Son suaves y con un gran sabor. Por encima, a modo de corona, lleva orejones muy picaditos (albaricoques secos)  que, sin llegar a dulce, las potencia.
Se pueden tomar frías y son un bocado perfecto para una mesa bien surtida ya que son suaves y fáciles de digerir. Las hago con caldo en vez de leche, como las hacía mi madre....pero claro eso es al gusto.
También he utilizado harina integral de espelta , pero se puede hacer con la normal de trigo ...


















Ingredientes:

  • 1 berenjena grande (pelada 350 g)
  • 2 cucharadas de Aceite de Oliva Virgen Extra.
  • 50-60 g de pollo cocido (opcional)
  • Sal
Para la masa:
  • 170 g de harina 
  • 80 g de mantequilla
  • 50 g de Aceite de Oliva Virgen extra
  • 1 cebolla (100 g)
  • 2 dientes de ajo
  • 3/4 litro de caldo aproximadamente (puede ser de pastilla)
  • Nuez moscada
  • Pimienta rosa (opcional)
Para rebozar:
  • Pan rallado 
  • 1-2 huevos
Para freír: 
Aceite de girasol que las cubra, en cazo pequeño, y quedan perfectas.

Presentación:
Un cuadrado de queso fresco de cabra como base, encima la croqueta y le ponemos un montoncito de orejones picados a modo de corona.

1 . Pelar y cortar a dados pequeños la berenjena, salar dejando actuar la sal un ratito, enjuagamos y escurrimos.
Poner 2 cucharadas de aceite en una sartén pequeña y pochar las berenjenas.
Reservar en la misma sartén.
2 . Preparar la masa:
Poner la mantequilla y el aceite en otra sartén mas grande.
Agregar la cebolla y el ajo muy picados y pochar hasta que estén blandos.
Incorporar la harina y freír 2-3 minutos.
Añadir el caldo poco a poco y remover. Poner nuez moscada y algo de pimienta.
Añadir ahora las berenjenas pochadas, que teníamos reservadas (con su jugo y aceite), y el pollo, si es de tu gusto. Probar de sal y rectificar.
Remover hasta que se despegue de la sartén. Yo le doy varias vueltas mas.
Dejar enfriar en la misma sartén. Luego si quieres a un plato.

3 . Formar las croquetas redondas y rebozar en huevo y pan rallado. En este momento se pueden congelar para cuando las necesitemos.
Freír a fuego medio en un cazo pequeño con aceite de girasol y dejar sobre papel absorbente.
Servir con un cuadrado de queso fresco en la base y coronadas por albaricoques secos (orejones) picados.
¡Listo!
*Si las congelamos, debemos descongelarla por completo antes de freírla. Mejor a temperatura ambiente.

martes, 5 de diciembre de 2017

Salmonetes a la plancha con salsa de lima

El salmonete es un sabrosísimo pescado azul que anima cualquier mesa, pero lo mas importante es el beneficio que nos presta cuidándonos por dentro. Es rico en yodo, calcio potasio y zinc, amén de vitaminas del grupo B, con lo cual regula nuestro metabolismo,  mantiene a raya el colesterol y mejora piel, uñas y cabello.
Confieso que de pequeña no me gustaba, pero se ha convertido en uno de mis preferidos ¡Un auténtico placer en la mesa! Le pongo lima porque el sabor que le aporta es suave y aromático suavizando el conjunto, pero se puede sustituir por naranja si es tu gusto. 
Solos, o sobre un lecho de calabacines y patatas al vapor y regados con su la salsa, resulta un plato exquisito y con un gran sabor. 
Riquísimo y saludable.




















Ingredientes:
  • 1 k de salmonetes medianos
  • 1 guindilla en rodajitas
  • 3 dientes de ajo
  • 2 limas (o una naranja mediana)
  • Aceite de Oliva Virgen Extra.
  • Sal
  • 2 calabacines
  • 2 patatas 
Los salmonetes van a la plancha en sartén pero en papel de horno y quedan perfectos. Este es un consejo del gran cocinero Arzac.

1 . Sacar los lomos de los salmonetes (en la pescadería lo hacen perfecto).
Freír las espinas y cabezas en sartén con aceite de oliva y colar.


2 . Poner los lomos en papel de horno, cortado a su medida, y regado con unas gotas de aceite. 
Colocar el papel en la sartén caliente (seca) a fuego medio y asar 2 minutos por un lado, dar la vuelta al papel, con ayuda de una espátula y asar 1 minuto por ese otro lado
La sal al apartarlos para que queden jugosos.
Los lomos ni se tocan  pues le damos la vuelta al papel.
Recoger el jugo que sueltan y proceder con los demás lomos de salmonetes.
Quedan perfectos.



 3 . Cortar a rodajas las patatas y los calabacines.
Cocer al vapor poniendo primero las patatas y a los 12 minutos los calabacines, hasta que estos estén tiernos pero enteros. Los pongo encima de las patatas. Sal a los dos.


4 . Mientras se hacen las hortalizas, preparar la salsa.
Cortar a rodajitas los ajos y la guindilla y freír, en el aceite reservado de las espinas, hasta que estén algo dorados. Se puede poner algo mas de aceite si resultara insuficiente.
Agregar el zumo de las limas y cocer un poco hasta integrar la salsa .
Añadir sal y el jugo de los salmonetes. Remover. Probar y rectificar.
La salsa adquiere su importancia en el conjunto.
Emplatar poniendo de base los calabacines y las patatas, encima los salmonetes y regar todo con la salsa y los ajitos por encima.  




¡Listo!

miércoles, 29 de noviembre de 2017

Nidos de alcachofa

 Ahora están llegando al mercado las primeras de la temporada. Las alcachofas, o  alcauciles, tienen un alto poder curativo y un excelente sabor.¿Qué más se puede pedir?...solo hay que disfrutar de sus variadas preparaciones. Estas de hoy están rellenas con jamón y huevos de codorniz, un plato muy completo con proteínas saludables, minerales y vitaminas.




Ingredientes:
  • 2 alcauciles por persona (según tamaño)
  • 300-400 g de guisantes de temporada desgranados
  • 1 huevo de codorniz para cada alcachofa (o al gusto)
Relleno:
  • 100 g de jamón serrano
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 rebanadita de pan
  • Perejil
  • Sal y pimienta
Sofrito:
  • 1/2 cebolla 
  • 1 diente de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • 1/2 pimiento rojo (opcional)
  • 1 vasito de vino blanco
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Cúrcuma o azafrán
  • Pimienta negra molida
  • Sal
1 . Hacer el sofrito rehogando la cebolla  y el ajo, muy picados, en aceite de oliva. El pimiento también muy picado, si es que lo quieres poner.
Agregar los guisantes y el vino. Sal. Hervir un poco.


2 . Cortar la punta y el tallo de los alcauciles y dejar algunas hojas duras para que soporten el relleno. Frotar con zumo de limón para que no se oscurezcan.
 Abrir las hojas dejando al descubierto el centro. Si tiene pelusa las quitamos con ayuda de una cuchara o vaciador.
Poner a cada una un poco de aceite y sal en el centro.

3 . Preparar el relleno picando el jamón, la miga de pan, la 1/2 cebolla, el diente de ajo y perejil. Remover para integrar todo.
Rellenar los alcauciles, procurando dejar un poco de espacio para el huevo de codorniz, y ponerlas en la cazuela con los guisantes. El huevo se pondrá cuando los alcauciles estén hechos.
Para rellenar huecos entre ellas le puse una patata cortada a la mitad y rellena de lo mismo, así no se mueven al hervir.
Agua al ras con algo de sal y cúrcuma (o azafrán) para dar color y aprovecharnos de sus excelentes cualidades. Espolvorear con pimienta negra molida.
Hervir tapadas hasta que estén tiernas y la salsa reducida.


4 . Por último hacer hueco, apretando un poco con una cuchara, en cada alcaucil, poner un poco de jamón picadito y un huevo de codorniz.
Cocer hasta que estos cuajen ligeramente y servir.
¡Listo!

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Cazuela de merluza con gambones

La merluza tiene una carne blanca y sabor suave, nos aporta proteínas de alto valor biológico y gusta a todos.  Acompañada de los gambones se viste de color y se fusiona con el marisco dando cada uno lo mejor de si mismos en una rica salsa ¡Un plato para disfrutar! Y muy fácil de hacer.

La merluza fresca en el mercado tiene buen precio y garantía de calidad. En vez de gambones, podemos utilizar morunos o gambas. Las cantidades son orientativas.
Si utilizas gambones o morunos la salsa se volverá de color coral.

Ingredientes:
  • 4 rodajas de merluza (1 por persona)
  • 3 gambones por persona
  • 4 dientes de ajo laminados
  • Harina ( de trigo, garbanzo o arroz)
  • 1/2 guindilla
  • 1/2 vaso de caldo 
  • 1 copa de vino blanco
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Perejil
  • Sal y pimienta
1 . Pelar los gambones y hacer el caldo (fumé) con las cáscaras y un poco de sal.
Colar y reservar.

2 . Poner un poco de aceite en una sartén y freír los ajos laminados y la guindilla.
Retirar y reservar.

3 . Freír, en ese aceite la merluza con algo de sal, ligeramente enharinada y muy bien sacudida.
Reservar.



4 . Colar el aceite de la sartén y echarlo en la cazuela donde coceremos el plato.
Agregar una cucharada de harina y freírla un poco sin dorarla.
Añadir el vino y el caldo.
Remover y dejar hervir unos instantes para que se mezclen los sabores.
Incorporar la merluza reservada y los gambones crudos. Cocer 4 minutos o hasta que los gambones estén hechos y la salsa reducida. 
Poner encima los ajos laminados y espolvorear con perejil picado. Servir.


¡Listo!





























viernes, 17 de noviembre de 2017

Ramen de salmón con verduritas (sopa japonesa)

No me extraña que el ramen esté de moda,  es un plato con fideos con los que se hacen unas sopas adictivas, llena de colores, sabores diversos y muy saludables. Para mí, que me encantan las sopas, ha sido un verdadero hallazgo.
Hay multitud de variedades de ramen, que es un plato japonés en plena evolución y  de origen chino, pero que básicamente consta de "el caldo o sopa","los fideos" largos y "el acompañamiento" elegido: pescado, carne , verduras, algas.....al gusto. El toque oriental es definitivo con toque de salsa de soja. Un resultado extraordinario.
En este caso salmón, zanahoria y brócoli por sus extraordinarias propiedades y sabores.
Fácil y sin complicaciones. Por supuesto hay quien hace todo un ritual con estas sopas.

He puesto una rodaja de salmón por persona porque esta sopa es muy ligera y nos quedaremos con ganas de más. Cuando me falta algún ingrediente oriental no dudo en sustituirlo a la española, por ejemplo en vez de sake, vino blanco, aceite de sésamo por el de oliva....La salsa de soja es insustituible y perfecta para esta sopa.
Por cierto el salmón buenísimo de Juanlu en el mercado y espero que le guste a David, un entusiasta del salmón y el brócoli.

Ingredientes:

  • 1 rodaja de salmón por persona
  • 1 litro y medio de caldo de pescado 
  • 1/2 cebolla
  • 2 - 3 cucharadas de salsa de soja
  • 2 - 3 cucharadas vino blanco o sake
  • 1 brócoli
  • 1 - 2 zanahorias según tamaño
  • 250 g de fideos de ramen (u otro similar largos y finos)
  • 2 cucharadas de aceite de sésamo (o de oliva)
  • Sal y pimienta
1 . El caldo o sopa es lo mas importante:
Cortamos el salmón a dados y aprovechamos la piel y espinas para hacer un suculento caldo. En una olla ponemos el agua, 1/2 cebolla, sal y las 2 cucharadas de aceite de oliva. No necesita más porque el salmón es graso. Machacar un poco con la espumadera para potenciar el sabor.
Hervir a fuego medio 15-20 minutos y colar.
Añadir el vino, la salsa de soja, pimienta y rectificamos de sal (tare).


2 .  El acompañamiento:
Cocer en el caldo los ramitos de brócoli, las zanahorias a tiras muy finas (mejor con pelador), dar un hervor y agregar el salmón a taquitos que cuece muy rápido. 
Sacar todo y reservar en un a fuente.

3 . Los fideos:
Hervir la pasta, en el caldo anterior, los minutos que indique el paquete.
Repartir la pasta en cuencos, encima el salmón y las verduras reservados y regar con el caldo. 
Decorar con medio huevo. Si lo quieres poco hecho hervir el huevo 6 minutos, si no 11 minutos.
¡Listo!
-Inspirada en una receta de la revista Thermomix, pero variando ingredientes y proceso.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Clafoutis de mango con aroma de lima y vainilla

Este dulce no es tan dulce pero sí una verdadera tentación. Un clásico que viene de la cocina francesa y que en sus orígenes se hacia con cerezas, pero que se extiende a cualquier fruta que queramos vestir de fiesta. Como es lógico hay multitud de versiones.
Yo he elegido mango y una forma de hacerlo, que aporta una textura suave y potencia el sabor fragante del mango. La ralladura de lima la puedes sustituir por la de naranja o limón, si es tu gusto, pero aporta un sabor diferente, "elegante". Con respecto al toque de vainilla también va en gustos, a mí me encanta pero no es imprescindible....¡como todo en la vida...!















Trucos:
* El sabor a vainilla lo resuelvo con 1 sobre de Flanín El Niño o Potax. Es maíz con vainilla. ¡Prueba y verás!
Me gusta también con un toque de canela.
*Para potenciar el sabor cuezo brevemente el mango, cortado a cuadritos, con medio vaso de agua y 2 cucharadas de azúcar, lo cuelo y el jugo resultante , mas o menos 100 ml, lo añado a la leche, en total 1/2 litro entre zumo y leche. No falla.

Ingredientes:
  • 1 mango
  • Ralladura de lima
  • 3 huevos
  • 400 ml de leche
  • 100 ml del zumo que ha soltado el mango al cocer brevemente.
  • 50 g de harina (de tu elección: trigo, espelta, quinoa...)
  • 1 sobre de Flanín El Niño
  • 40 g de almendras molidas
  • 60 g de azúcar ( o edulcorante de tu gusto)
  • 40 g de mantequilla
  • 1 palo de canela
  • Pizca de sal
Molde: de cristal para horno (26-28 cm) untado de mantequilla, o aceite de girasol, y espolvoreado con harina.

Precalentar el horno a 180º, calor arriba y abajo, posición baja. Al meter la tarta en el horno bajar a 170º-175º. Tiempo de horneado 35 minutos.

1 . Pelar el mango y trocear a cuadritos.
Cocer lento en una olla con 2 cucharadas de azúcar y ralladura de lima, durante 3 minutos, cuidando que conserve su forma.
Colar y reservar el jugo que ha soltado. ¡Ya tenemos la fruta preparada y su exquisito jugo!

2 . Hervir la leche, un poco, con canela y cáscara de lima para aromatizarla. 
Dejar en espera.

3 . Separar las claras de las yemas.
Montar las claras con una pizca de sal. Reservar.
Batir las yemas con el azúcar, con varillas eléctricas, hasta que blanqueen.
Añadir la mantequilla ablandada, la harina y el flanín tamizados, las almendras molidas y el zumo reservado. A continuación las claras montadas.
Batir todo un poco más y echar algo menos de la mitad de la pasta en el molde.
Incorporar y distribuir el mango que teníamos en espera y hornear 6-7 minutos.
Echar el resto de la pasta para cubrirlos y seguir horneando hasta completar los 35 minutos hasta que esté cocido y algo dorado. 
Dejar enfriar y espolvorear con azúcar glás. Servir.

¡Listo!
Con Thermomix
Para la masa:
*Poner en el vaso los huevos y el azúcar: 2 minutos, temperatura 40º, velocidad 3 y otros 2 minutos a la misma velocidad pero sin temperatura.
*Agregar la harina, el flanín, la almendra molida, la leche, la mantequilla y una pizca de sal: 15 segundos, temperatura 40º velocidad 3. Si fuera necesario remover con la espátula de forma envolvente. 
Conviene que la leche esté aromatizada previamente.
Instrucciones básicas libro Thermomix- Revista Thermomix.










miércoles, 8 de noviembre de 2017

Carrilleras de la huerta al vino blanco

Este es un plato completo, un plato único que combina de forma equilibrada carne (cerdo ibérico) y hortalizas, resultando muy jugoso y exquisito. Además de saludable, mira por nuestro bolsillo.
¿Porqué hortalizas?
Por los beneficios para nuestra salud y sabor incomparables, deberían formar parte de nuestra alimentación todos los días, y aunque comprendo que hay niños (y mayores) que  ponen caras de "hortaliza- verdura-problema", merece la pena intentarlo.
En este plato pasan, de simples acompañantes, a compartir protagonismo con la carne en una salsa untuosa donde no se exceden los sabores, sino que se complementan.
Las hortalizas hacen la ola a la jugosa carne y contribuyen a suavizar el resultado final. En este caso, las que tenia a mano: patatas pequeñas, zanahorias y champiñones. A veces incluyo calabacín o berenjenas. A tu gusto.
Y la salsa.... lo siento pero está para mojar pan.¡No dejarán ni rastro!
Ingredientes:
  • 1 kg de carrilleras de cerdo ibérico
  • 8-10 patatas pequeñas
  • 3 zanahorias
  • 2 champiñones por persona
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de mostaza (Muy recomendable)
  • 1 hoja de laurel
  • Azafrán
  • 1 clavo (opcional)
  • 1/2 cucharadita de hierbas provenzales (bote de especias preparadas)
  • 1/2 vaso de vino blanco (tamaño de los de agua)
  • Sal y pimienta
  • Aceite de Oliva Virgen Extra

1 . Saltear las carrilleras en un poco de aceite de oliva caliente. No poner sal  todavía. Sin removerlas dejar que se dore (no mucho) por un lado y luego por el otro.
Reservar y dejar enfriar. Esto acorta el tiempo de cocción.


2 . Picar la cebolla y los ajos muy finos (para que luego no se vean en el guiso) y freír en ese mismo aceite sin dorarla, debe estar tierna.
Incorporar otra vez la carne y añadir azafrán, laurel, clavo,  algo de sal, pimienta, la cucharadita de mostaza, las hierbas provenzales y el medio vaso de vino. Hervir un poco para evaporar el alcohol.
Agregar las patatas enteras, las zanahorias cortadas a la mitad y los champiñones enteros. Estos, como necesitan poca cocción, se pueden agregar mas tarde, incluso cuando la carne esté tierna.
Cubrir con agua que las cubra ....sin pasarse.

Cocer a fuego lento tapada hasta que la carne esté tierna y el caldo reducido.
Si usas olla exprés en 25 minutos, a partir del giro de la válvula, las tienes tiernas. En  cazuela 1 hora y media aproximadamente. Añadir mas agua si fuera necesario. 
Rectificar de sal y terminar con un hervor.
Poner perejil picado por encima y servir.
Es conveniente no remover, solo mover la cazuela por las asas, para que no se rompan las hortalizas.

¡Listo!
*Las carrilleras deben estar limpias y libre de "telillas". Esto se consigue facilmente apoyando el filo del cuchillo en la tabla y tirando de la telilla, que saldrá entera.


Otras recetas de carrilleras en este blog: 
Pincha en el nombre y saldrá la receta.



                                                  Carrilleras con vino dulce

                                            Cazuela de carrilleras con patatas


                                                             Carrilleras en salsa