domingo, 15 de octubre de 2017

Pollo en salsa con piñones y pasas

Sin duda esta es una de las formas mas prácticas de preparar pollo y disfrutar de dos comidas diferentes de exquisito sabor. Lo primero es cocer el pollo en agua, sin que se termine de hacer, y luego aprovechar el caldo para una sopa a nuestro gusto. Yo le pongo unas hortalizas y luego fideos o arroz. Esto ya de por si es un plato independiente del pollo en salsa.
A continuación preparamos la rica salsa donde se terminará de hacer el pollo. 
La carne se puede servir con una base de arroz cocido y cubierto de su salsa y piñones. ¡Realmente bueno y muy fácil!


















Ingredientes:

  • 1 pollo de buena calidad troceado
  • Para cocer el pollo3 zanahorias pequeñas, un trozo de cebolla, nabo u otra hortaliza de  tu elección. Sal.
  • Para la salsa: 2 cebollas grandes, 3 dientes de ajo, albahaca, azafrán o cúrcuma, pimienta negra, 2 clavos, un puñado de pasas, 1 vaso de vino blanco y 1 vaso de caldo de cocer el pollo. Aceite de oliva y sal.
  • 50- 60 g de piñones.
1 . Cocer el pollo en una olla con las zanahorias y demás hortalizas. Retirar la espuma que pueda formarse en la superficie.
Sacar el pollo antes que cueza del todo y reservar escurrido. Debe estar algo duro porque luego se termina de hacer en la salsa. 
2 . Mientras, pochar las cebollas y los ajos muy picados, no importa que parezca mucha cantidad porque reduce bastante. Dejar que tomen algo de color pero no frito.
Incorporar el pollo, clavo, azafrán o cúrcuma, pimienta negra, albahaca, el vaso de vino, el vaso de caldo y las pasas remojadas y escurridas. Sal con moderación porque algo ya lleva en la cocción anterior.
Cocer  media hora o hasta que esté tierno y la salsa haya reducido desplegando todo su aroma. Rectificar de sal.
Dejar reposar un rato antes de servir.
3 . Tostar los piñones en sartén a fuego bajo y removiendo continuamente con una cuchara de madera. Apartar en un plato porque en la sartén seguirían tostándose.

                     Servir el pollo regado con su salsa y con los piñones por encima.
¡Listo!

A veces lo pongo una base de arroz cocido, y salteado, que se impregna del sabor de esta riquisima salsa.



lunes, 24 de julio de 2017

Hamburguesas de garbanzos y bacalao (apto celiacos)

 Estas ricas hamburguesas solucionan una comida y es otra forma de comer garbanzos, sobre todo ahora en verano. Acompañadas de verde se convierte en tentación y son tan agradecidas que las puedes tomar solo con  verduritas, o añadirle otro ingrediente de tu elección.
Estas llevan  bacalao pero le puedes poner pavo, pollo o lo que mas te guste, o no ponerle ningún tipo de proteína animal o acompañarla con una salsa.....
Ingredientes:

  • 1 bote de garbanzos cocidos
  • 200 g de bacalao desalado ( u otro ingrediente de tu elección)
  • 100g de calabacín 
  • 1/2 cebolla
  • 1- 2 dientes de ajo
  • Perejil
  • Sal y pimienta
  • 1 huevo crudo
  • Harina de garbanzo
  • Aceite de Oliva

1 . Enjuagar los garbanzos y desmenuzar el bacalao.
Picar muy fino el calabacín, la cebolla, el perejil y los dientes de ajo. Los ponemos en un bol.

Añadir el bacalao desalado y desmenuzado. Mezclar.
Agregar el huevo y la pimienta, algo de sal (con cuidado en este caso que lleva bacalao) y una cucharadita de harina de garbanzo.
Remover para mezclarlo todo.Se puede guardar en el frigorífico hasta que se necesite.

2 . Formar las hamburguesas ayudándote de un vaso, o molde, para darles bonita forma.
Pasar por harina de garbanzo y freír en un poco de aceite de oliva, no muy caliente para que se hagan por dentro. Incluso las puedes tapar.
¡Listas!



miércoles, 19 de julio de 2017

Quesada

Esta es una versión ligera y fácil de la quesada, la tarta de queso española. Es algo rústica y auténtica porque respeta el granulado del requesón; va todo mezclado sin batidora y ni falta que le hace. La harina la he sustituido por unas galletas y el resultado es genial. En definitiva una quesada fácil y riquísima.
Ingredientes:

  • 1 vaso de leche (tamaño de los de agua, o sea algo mas de 200 ml) 
  • 1 palo de canela y ralladura de 1 limón (solo la parte amarilla)
  • 200 g de requesón
  • 4 huevos
  • 5 cucharadas soperas de azúcar (o al gusto)
  • 5 galletas (50 g)
  • 50 g de mantequilla
                Este es el aspecto del requesón que he usado. Lo utilizo así, sin batir.


1 . Calentar la leche con la ralladura de limón y la canela. Apartar y tapar para que quede aromatizada.
Si tienes mucha prisa  añade directamente a la leche, en frio, 1 cucharadita de canela en polvo y la ralladura del limón y no hace falta el paso anterior.

2 . Poner en un bol, la leche el requesón y las galletas. Remover con una cuchara. Las galletas se dehacen solas.
Batir, en otro bol, las yemas con la mantequilla ablandada y el azúcar.
Incorporar las claras batidas a punto de nieve con una pizca de sal. Me gusta así por el aspecto y la suavidad que aporta esta quesada.




3 . Mezclar ambos, (añadiendo al de las yemas y claras, el de el queso y la leche).
Poner la mezcla en un molde enmantequillado y espolvoreado con azúcar. 
Meter en el horno, precalentado a 175ºC, durante 35 minutos, así la masa habrá cuajado y estará dorada. Como todo depende del tipo de horno, si lo pones a 180ºC el tiempo sería de 30 minutos...
¡Listo!
*El molde mas bien ancho, unos 26 cm para que quede de unos 3 cm de alta.
*Le puse calor arriba y abajo, posición media-baja del horno. Vigila de vez en cuando el dorado.
*La acompañe con manzanas caramelizadas y la regué con su caramelo (4 cucharadas de azúcar, 8 de agua y una manzana pelada y fileteada. Poner al fuego sin remover hasta que se haga el caramelo y quede el agua reducida.
*Sustituir la harina por galletas es un recurso que Arguiñano utiliza en repostería y hace que se utilice menos harina.(Bibliografía).

viernes, 7 de julio de 2017

Montaditos de berenjena

En mi casa nunca faltan las berenjenas, las hago a menudo y de muy diversas maneras. Los montaditos de berenjena son una opción extraordinaria para cualquier ocasión, un plato muy completo que gusta siempre. 
Se trata de una lámina de berenjena, la carne encima como una hamburguesa y coronada de salsa de tomate y queso, en este caso fresco de cabra y algo de orégano. Estos montaditos resultan un plato muy agradecido y saludable. Están riquísimos y son muy fáciles.
Ingredientes:
  • 2 berenjenas
  • 1/2 k de carne picada
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • Un trozo de miga de pan
  • Perejil
  • Sal y pimienta
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
Por encima: 
Salsa de tomate (casero) y queso fresco de cabra (o al gusto) y orégano. 
Rebozado: 
Utilicé harina y huevo para rebozar las berenjenas pero también las puedes hacer a la plancha.

1 . Se cortan las berenjenas en láminas no demasiado finas, se salan y se dejan así un rato mientras hacemos nuestras ricas hamburguesas.
2 . Preparamos las hamburguesas caseras:
Triturar la cebolla, ajos, pan y añadir a la carne picada que tenemos en un recipiente de cristal.
Incorporar sal y pimienta. Mezclar y rectificar de sal o especias hasta que esté a nuestro gusto.
Formar las hamburguesas apretándolas bien y del tamaño adecuado a las rodajas de berenjena. Dorar en aceite de oliva y reservar.
3 . Enjuagar las berenjenas, secar y rebozar en harina y huevo batido.
Freír las rodajas y poner en una bandeja de horno.
Hacer los montaditos poniendo encima de cada rodaja de berenjena una hamburguesa, salsa de tomate, queso y orégano o la hierba que prefieras. 
Gratinar unos minutos y.... ¡a disfrutar! 
¡La puedes hacer con antelación y gratinar antes de servir!.

¡Listo!



miércoles, 14 de junio de 2017

Caballas en escabeche al estilo tradicional

Este plato es la sencillez personificada y con un gran sabor que no debemos perder de vista. No se quién se lleva el protagonismo, si la caballa o el escabeche, lo cierto es que con este humilde y sabrosísimo pescado, tenemos un plato de auténtico lujo al alcance de todos los bolsillos. Lo tiene todo: bueno, bonito y barato, además de muy saludable y excelente conservación. Las caballas están en su mejor momento y es un plato ideal para el calor que se avecina.
Es conveniente pedir al pescadero que saque los filetes sin la espina central...lo demás es fácil y queda excelente.




Ingredientes:

  • 4 caballas bien frescas
  • Harina común de trigo (para celiacos de garbanzo o arroz)
  • 1 vaso de Aceite de Oliva Virgen Extra 
  • 1/2 vaso de vinagre de vino tinto 
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1 cabeza de ajos
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla grande (opcional)
  • 2 hojas de laurel
  • 1 ramita de Romero
  • 1- 2 clavos
  • 1 cucharadita de pimienta negra en grano
  • Sal
*El tamaño del vaso es de los de agua, es decir, un vaso grande.

1 . Preparar las caballas sacando los lomos.
Poner sal y enharinar.
Echar el vaso de aceite en una sartén y freír los lomos de caballa.
Apartar en un recipiente de cristal mas bien hondo.

2 . Rehogar en ese mismo aceite (colado), la zanahoria a rodajitas, los ajos con piel y cortados a lo largo y  la cebolla si es que has decidido ponerla.
Agregar el vinagre, el vino y las especias. Poner algo de sal.
Hervir un poco a fuego lento y comprobar que la zanahoria este al dente por lo menos. Probar y rectificar de sal. 

3 . Echar el escabeche encima de las caballas y dejar reposar hasta la hora de servir. 
Si lo haces por la mañana por la noche está de fábula, y si es de un día para otro aún mejor.
De todas formas se conserva varios días en la nevera siempre que el pescado esté cubierto por el escabeche. 


















Con cebolla también riquísimas.
La caballa es un pescado azul, es decir tiene más de 5% de materia grasa, y es fuente de proteínas saludables.
*Contiene ácidos grasos Omega 3 que reducen el riesgo de complicaciones vasculares.
*Vitaminas A, C, B1, B2, B3, B6, B12, D y E.
*Minerales esenciales como Calcio, Hierro y Magnesio entre otros.
Muy beneficiosas para el metabolismo y el correcto funcionamiento de las células.



lunes, 5 de junio de 2017

Albóndigas guisadas con garbanzos

Estas albóndigas son de carne, mitad ibérico mitad pollo, no van fritas sino cocidas lo que hace que el plato sea mas ligero y el caldo tenga un rico sabor. En resumidas cuentas un potaje de albóndigas y garbanzos para chuparse los dedos. Me gusta este tipo de comidas familiares y saludables, sencillas y sin tirar la casa por la ventana.
No siempre le pongo acelgas, eso depende del gusto de quién se lo va a comer, así que solo con una patata y los garbanzos sale de lujo y, claro, sin olvidarnos del refrito que le da el punto definitivo. Utilicé garbanzos ya cocidos por aquello de que tenía prisa.

Ingredientes.
Para las albóndigas:
  • 350 g carne picada 
  • 1 cebolla mediana
  • 2-3 dientes de ajo
  • 1 huevo crudo
  • 1 rebanada de pan
  • Perejil
  • Sal y pimienta negra molida
  • Aceite de Oliva Virgen Extra

Para el refrito:
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1 tomate maduro
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
Acompañamiento para el guiso:

  • 1 bote de garbanzos cocidos
  • 1 patata
  • 2 pencas de acelga u otra verdura u hortaliza de tu gusto (opcional)

1 . Preparar las albóndigas a la manera tradicional.
Picar muy fino, o triturar, la cebolla, los dientes de ajo, el perejil y el pan y lo agregamos a la carne. También agregamos el huevo crudo, sal y pimienta. Con esto es mas que suficiente.
Formar las albóndigas y cocer en una olla con agua hirviendo y un poco de sal mas un chorrito de aceite. Las albóndigas se cuecen a la vez que la patata y la verdura de tu gusto (o sin verdura). Las albóndigas no se deshacen, quedan perfectas y como verás no van rebozadas en harina.
Añadir la patata troceada y las acelgas si es tu opción. Recuerda que se hacen a la vez de las albóndigas y quedan estupendas.
2 . Hacer el refrito mientras cuece lo anterior.
Poner en una sartén 3-4 cucharadas de aceite y freír la cebolla y los ajos picados muy finos.
Agregar el tomate pelado y cortado a rodajitas. Algo de sal. Una vez bien hecho se añade el pimentón y remover de inmediato para que no se pase.
Agregar a la olla. Mover la olla para integrar todo. Probar de sal.

3 . Incorporamos por último los garbanzos cocidos y dejamos hervir todo 5 minutos. Mejor no muy caldoso ¡Terminado!
¡Listo!
*Se puede hacer con caldo en vez de agua o incorporar calditos en pastilla al agua.
*Si te gusta el laurel no dudes en usarlo.


miércoles, 10 de mayo de 2017

Plum cake de manzanas y nueces

Este bizcocho es de lo mas agradecido, se hace con poco y su sabor es intenso y muy aromático porque lleva algo de canela y limón, la manzana que le aporta jugosidad y las nueces que le da el punto crujiente. Verlo crecer en el horno, empujando las manzanas, es un espectáculo. ¡Riquisimo!







Ingredientes:
  • 200 g de harina (para celiacos quinua)
  • 1 sobre de flanín El Niño (no apto para celiacos)
  • 100 g de azúcar moreno
  • 3 huevos L (a temperatura ambiente)
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de mantequilla 
  • 50 ml de licor o vino dulce ( a veces le pongo licor de café)
  • 10 g de levadura Royal
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 50 g de nueces
  • 1 manzana
  • Ralladura de 1 limón (solo la parte amarilla)
  • 1 cucharadita de canela
  • Pizca de sal
1. Separar las claras de las yemas.
Montar las claras a punto de nieve muy fuerte con una pizca de sal. Yo usé varillas eléctricas. Procura que no tengan nada de yema porque no montarían bien. Dejar en espera.
Batir las yemas con el azúcar moreno. No hace falta lavar las varillas de haber montado las claras.
2 . Incorporar (al bol de las yemas) la harina tamizada junto con la levadura, el bicarbonato y el flanín.
Remover la harina con ayuda de una espátula de goma. Queda muy espesa de momento.
Añadir el aceite, el licor, la ralladura de limón y la mantequilla ablandada. Mezclar bien.
Por último agregar las claras montadas y la canela.
Integrar todo suavemente.


3 . Untar un molde alargado con aceite de girasol y echar la mitad de la masa aproximadamente.
Poner media manzana fileteada y la mitad de las nueces. Dejar algo de espacio para que la masa suba de manera mas uniforme, si no saldrá por donde pueda, tal es su fuerza.
Incorporar encima el resto de la masa y la otra mitad de manzanas y nueces. Como pinchadas, por la parte fina, para que la masa suba mas libre.
Espolvorear con azúcar moreno.
Meter al horno precalentado a 170º, calor arriba y abajo sin aire. No poner abajo del todo.
Hornear 45 minutos, pinchar a los 40 minutos para ver si está cocido.
Desmoldar y dejar enfriar encima de una rejilla. 
Cortar cuando esté frío del todo.

¡Listo!

*A veces le pongo un poco de jengibre y le da un toque especial.
*La mantequilla aporta un extra de jugosidad.
*Esta receta está inspirada en un plum cake de pasas de Josean MG, pero yo le he puesto otra cantidades y he añadido otros ingredientes como el flanín y el jengibre. Tambien sustituyo la mantequilla por Aceite de Oliva Virgen Extra y las pasas por nueces en mas cantidad. Tambien es distinto el proceso pero en conjunto me gustó mucho ese plum Cake.
*La proporción de harina/ huevo  para los plum cake suele ser de 80 g / 1 huevo, en este caso he incluido harina mas flanín. Funciona.